“En el pasado como en el Presente”

- en Columnas

Maestros condenados a mendigar su justa remuneración:

Consultando el Archivo Histórico de la Dirección General de Educación Primaria Estatal. En busca de información de algunos maestros de la región de Acayucan me topé con el expediente 0021, año 1901, perteneciente al maestro Valentín Sánchez G. Quien nació el 25 de Julio de 1869,

Recuerdo un magnifico y bello poema titulado “Para el pórtico de una escuela” que expresa lo sucesivo:En este plantel no cruce los umbrales, quien venga aquí con fines comerciales; quien venga por cumplir, o por rutina, o por ganar tan sólo su jornal, y no comprenda la misión divina que es el noble ejercicio de enseñar. El profesor que a su trabajo no ama el lacio, o de indolente caminar que nunca ha ardido en la sagrada llama, que devuelva sus pasos hacia atrás”.

Consultando el Archivo Histórico de la Dirección General de Educación Primaria Estatal. En busca de información de algunos maestros de la región de Acayucan  me topé con el expediente 0021, año 1901, perteneciente al maestro Valentín Sánchez G. Quien nació el 25 de Julio de 1869, en Santa Catarina de los Ortiz, o sea Tizamar. Manifestando ser casado por las dos partes, y mencionado que en los años de 1893 presento su primer servicio en la Escuela de Tizamar, que cuenta con 18 años de servicio y manifiesta que en esos 18 años no ha disfrutado de ninguna licencia. 

Pero ahora quisiera ahondar en la información  más importante que me llamo la atención de este expediente, pues pareciera que se ha vuelto una costumbre ver en ocasiones en las calles a maestros pasar indignante suplicio, cada vez que  van a cobrar su  sueldo, y ver a miles de pensionados sufrir el martirio de mendigar lo que por derecho les corresponde, ya que en diversas ocasiones se les retiene su sueldo o no llega integro, por diversos motivos. Ya que las autoridades competentes se han vuelto morosas e irresponsables, en el cumplimiento de pagar lo que legítimamente los maestros han ganado. Solo en Veracruz es aceptable y perdonable que un Secretario de Educación pueda desviar más de 2,500 millones y ocupe 31 millones 778 mil 500 pesos en conceptos injustificados. 

14 de Mayo de 1920, el Profesor Valentín Sánchez G.  Exponía al C. Gobernador Constitucional del Estado de Veracruz, la situación precaria en la que se encontraba y la necesidad de que existirá una resolución para que le fura liberado su pago, manifestando lo siguiente: 

Cita textual.

“Aprovecho la primera oportunidad para escribir a usted, diciéndole, que como siempre, he continuado en los trabajos escolares, aunque se me adeude el mes próximo pasado, por decirme personalmente el ciudadano receptor de rentas del Estado en este municipio que no hay dinero, y que para lo sucesivo va hacer difícil poder pagar con su indicación, estaba pensando en trabajar de otra manera para vivir mientras esta la crisis. Espero su resolución, y afectuosamente tengo la honra de comunicarle a usted. San Juan Evangelista. Mayo 14 de 1920”

El Profesor Valentín Sánchez G, recalcaba su cumplimiento como docente, a pesar del incumplimiento del Estado de pagarle a tiempo, sin embargo se miraba en la necesidad de dedicarse a otra actividad, para poder cubrir quizá las necesidades elementales personales y de la familia, esta es la misma suerte del educador en la actualidad y no hay quien se conduela. 

Dentro del mismo expediente el 6 de julio de 1920, nuevamente se expresaba la necesidad de que el estado cumplirá con otros pagos que se le adeudaban nuevamente. El 05 de Septiembre de 1920 los padres de familia exponían al C. Gobernador Constitucional del Estado de Veracruz, lo siguiente:

Cita textual

“Los que suscribimos, padres de familia, con domicilio todos en esta población, ante usted y con el debido respeto comparecemos por medio del presente manifestamos lo siguiente:

El Sr. Valentín G. Sánchez, ayudante encargado desde hace mucho tiempo de la Dirección de la Escuela Primaria “Melchor Ocampo” de esta población, donde se educa actualmente a nuestros hijos, es persona laboriosa, de muy buenas antecedentes, honradez acrisolada y amante siempre celoso en el cumplimiento de sus obligaciones, apegándose en todo, para la enseñanza, al reglamento vigente de educación, sin que hasta la fecha hayamos tenido la menor queja de él, a lo que respecta a nuestros hijos.

Sabemos de muy buena fuente, que el referido Sr. Sánchez, solo percibe como remuneración por sus servicios, la cantidad de $80 pesos mensuales, con los cuales apenas cubre sus necesidades más urgentes de la vida, aparte de que en muchas ocasiones, socorre de su propia peculio a algunos niños pobres de solemnidad que a instancia de él, concurren a la escuela para percibir la Educación. 

Nosotros, en nuestro carácter de padre de los niños que reciben en este plantel la Educación Primaria, no es por ahora imposible poder ayudar pecuniariamente, al referido Sr. Sánchez, y por estas razones nos permitimos ocurrir a usted como lo hacemos por medio del presente, suplicando que en su carácter de primer mandatario de nuestro Estado y amante y celoso de la Educación, interponga su autoridad ante quien corresponda para conseguir que le sea aumentado el sueldo al referido Sr. Sánchez, cuando menos a la cantidad de $150 mensuales. Cantidad que creemos de justicia.

Es justicia lo que pedimos Señor Gobernador, protestándole nuestra admiración, respeto y distinguida consideración. San Juan Evangelista 05 de Septiembre de 1920.” 

El maestro a lo largo de la historia ha manifestado un sacrificio de sacar de la oscuridad y de la ignorancia a los niños y jóvenes de la patria, y cada 15 de mayo los gobernantes proclaman la excelsitud del maestro y del magisterio, los poemas hablan de la virtud del maestro y se levantan monumentos al maestro desconocido de la patria, pero la realidad es cuando toca pagarles, se olvidan del maestro que es un ciudadano que también come, viste, calza y tiene que vestir a su familia. Ya basta de la degradación al maestro, como exclaman los maestros del pasado y los del presente: Es justicia lo que pedimos Señor Gobernador