Tiendas departamentales provocan extinción de tianguis

- en Municipios Sur

Por compras a crédito

Contra viento y marea afirman estar de pie y seguir ofreciendo productos de calidad, moda y con una atención excelente.

Las
tiendas departamentales que ofrecen compras a crédito han abonado a la lenta
desaparición de los tianguis, y es que a pesar de que estos puestos ofrecen
mano de obra local y forman parte de la tradición, son muy pocos puestos que
aún continúan manteniendo su venta de ropa principalmente.

Erick
Daniel Juárez González y Sergio Juárez Martínez, dirigentes del tianguis que se
instala en un terreno baldío a un costado de la gasolinera que se ubica en la
carretera Costera del Golfo, señalaron que a pesar de “viento y marea”, siguen
con el tianguis, el segundo de ellos con 30 años en el negocio, pues fue
fundador del “sobreruedas” que se instalaba en el centro de la ciudad.

“En
los meses que han pasado ha sido difícil, porque no estamos cerca del centro donde
estamos ubicados a pesar de ello tratamos de mantenernos a pesar de que somos
poca gente, cuando empezamos éramos más de 40 puestos y se ha reducido a 10 y
15 puestos”, refirió el joven comerciante, Juárez González, quien detalla que
hay más puestos de ropa, que ha funcionado más que los puestos de calzado, por
la influencia de tiendas grandes.

En
cuanto a la llegada de tiendas como Coppel, Soriana, Chedraui, JR entre otras,
que ofrecen compras a crédito les ha restado clientes, pues a pesar de que ellos
ofrecen un producto más económico, nunca será lo mismo a crédito que de contado
con las facilidades que las empresas grandes tienen.

“Nosotros
les damos trabajo a la gente de acá, tenemos chalanes de Sayula y de Acayucan,
día con día vienen y se ganan el pan, por cada puesto son dos o tres jóvenes
que vienen a trabajar”, sostuvo al tiempo de mencionar que  la renta del lugar es algo cara, aunque varía
pero pagan por puesto, los metros lineales que ocupan.

Exhortan
a los comerciantes locales y de la región que deseen reunirse a ellos pueden
hacerlo, para ser más fuertes y sostienen que, no importa el tamaño del local,
si es más chico, pagaran una cantidad mínima.

Invitan
a la ciudadanía a que acudan a comprar, que tienen buenos precios, un producto de
calidad, de moda y con una atención buena, que no se van a quejar y que los
esperan los martes en Acayucan y en Sayula los días miércoles.