Sendero de poder

- en Columnas

*** ACAYUCAN, pueblo chico infierno grande…
*** Alianza Generacional, Organización Política Estatal

Acayucan,
nombre  de origen Náhuatl, municipio
ubicado en territorio Olmeca,  cuyo
significado, refiere a “lugar lleno de cañas”, compuesto por “acatl-yutl can”.

     Pues bien, desde la tierra de la abundante
caña, referiremos nuestro comentario: resulta que en esa tierra sureña en donde
el presidente municipal, Marco Antonio Martínez Amador, encabeza la
administración municipal y en donde, hasta esta fecha lleva contabilizadas más
de 150 obras ejecutadas, en el pleno del Congreso Local, el diputado emanado
del PVEM, Jesús Vázquez González, emitió un reclamo en contra del alcalde a
petición de los regidores  Jaime
Rodríguez Renteria del PRI- PRD, la regidora séptima del PRI Martina Pascual
López y la novena regidora emanada del PVEM, Dinorah Guirao Arvea, quienes
acusaron al munícipe de varias irregularidades y quienes apoyados también por
la diputada Federal Regina Vázquez Saut, señalaban al munícipe.

     Qué malo que la Tribuna más alta del Estado
tenga que utilizarse para chismes de lavadero; en un pequeño recorrido por las
calles de Acayucan, finalmente dimos cuenta que la población en su mayoria
muestra conformidad con los trabajos realizados por el alcalde Marco Antonio
Martínez Amador.

     Del
Legislador Local y la Federal, simplemente nos dicen que han realizado un
invisible trabajo, ya que hasta este momento no hay forma de localizarlos en el
Distrito que les brindó la confianza y en donde solicitaron el voto.

     Entre otras expresiones, aseguran los
entrevistados que al presidente municipal se le ha visto activo y con una
Comuna que en verdad sí está trabajando, salvo algunos regidores que
acostumbrados a no trabajar se molestan con el Alcalde por ponerlos a cumplir
con sus tareas.

Expresiones
como las que  “nada han hecho ni el
diputado local ni el federal por Acayucan”, nos encontramos en nuestro paso. A
las hermanas Vázquez Saut se les recuerda por haber endeudado el Ayuntamiento,
mientras que a Jesús Vázquez González ya ni lo recuerdan por su ausencia
después de haber pedido el voto.

     En una búsqueda por enterarnos de lo que
pasa en Acayucan, damos cuenta que la queja de los regidores es inexacta: el
motivo de los ataques de los regidores, a versión de los habitantes de el lugar
de cañas en abundancia, es que el Alcalde les exigió cumplir con sus
obligaciones como regidores en las comisiones que representan y les redujo sus
tiempos para realizar sus estériles actividades.

     Nos comentan que el regidor  quinto, aunque no hay quinto malo,  resultó muy hábil para descuidar sus
comisiones, las que por cierto son de gran actividad e importancia:  la comisión de Seguridad Publica y Tránsito
las que plenamente ha dejado a la mano de Dios y sólo abusando de ellas al
infringir la ley  al mal
estacionarse  en donde le place; pero eso
sí, es un gran organizador de cabalgatas para lucir sus corceles, buscando
nunca faltar a alguna de ellas aunque los asuntos del Ayuntamiento duerman el
sueño de los justos.

     Por otra parte, quien cuida su figura a
más no poder es la regidora novena, quien no sale del gimnasio y de las discos
y al ser requerida para que cumpla con sus obligaciones,  argumenta estar “indispuesta”.

      Pero la calidad moral de estos regidores
queda de manifiesto y ejemplificada por la regidora séptima Martina Pascual
López, quien en reciente fecha diera testimonio del adagio popular “pueblo
chico, infierno grande” y al más puro sabor sureño dio la nota, con tremendo
escándalo ocasionado con la infidelidad de que hizo gala.

     Sin duda, la mayor de las críticas en un
Ayuntamiento del buen o mal funcionamiento corresponde a los habitantes del
municipio.

Qué
lamentable que sin checar los hechos el Diputado de Acayucan, se deje llevar
sólo por chismes para poder acusar y señalar sin comprobar los datos que tiene
en mano.

      Lo más triste es que desde la Legislatura
local se apoye la mala actitud de personajes que como regidores no han sabido
cumplir con su trabajo y pretendan desestabilizar una administración que sólo
les está exigiendo que se pongan a trabajar y con ello devenguen su salario.
Por otro lado, qué mal que legisladores sólo se acuerden de su tierra cuando
piden el voto o tienen enfrente algún negocio que engrandezca sus arcas
personales … O que no?

Brechas
y Calzadas…

Va
que vuela…. Este viernes se reunirán los seguidores de Héctor Yunes Landa para
acompañarlo a registrar su organización política Alianza Generacional al IEV y
alcanzar el estutus político de Asociación Política Estatal; como parte de su sow
rumbo a la Gubernatura Yunes Landa cita a las 10 en la plaza Xalitic para
marchar hasta las oficinas del Instituto Electoral Veracruzano.

Correo
electrónico

[email protected]

Cel:
22 87 76 38 74

Con
información de Diario El Mañanero