Soconusqueño es identificado en Quintana Roo tras ser ejecutado

- en Municipios Sur, Nota Roja
Habia sido encontrado en dias pasados en una cajuela de un vehículo, en la región 201 en Cancun, Quintana Roo

Fue una ejecución del crimen organizado. El cuerpo encontrado la tarde del lunes en la cajuela de un vehículo en la Región 201fue identificado este martes como Joaquín Navarrete López (a) “Tito” y de acuerdo con la declaración de la esposa, el ahora occiso se dedicaba a la venta de drogas, aunque dijo no saber si lo hacía para algún grupo delictivo o de manera independiente.

La necropsia practicada al cuerpo reveló que fue estrangulado con una cadena que tenía en el cuello al momento del hallazgo, además de que fue torturado a golpes. Fue asesinado la madrugada del mismo lunes.

En junio del año pasado, Joaquín Navarrete López (a) “Tito” fue detenido junto con otro sujeto, en posesión de 190 dosis de cocaína y crack, además de un arma de fuego.
La Procuraduría de Justicia del Estado informó que ante el Ministerio Público del Fuero Común acudió una mujer que dijo llamarse Fabiola Rodríguez Domínguez, para identificar el cuerpo del ejecutado que fue encontrado la tarde del lunes en la cajuela de un vehículo abandonado en la Región 201.

La mujer dijo que el occiso era su esposo, a quien identificó como Joaquín Navarrete López, de 30 años de edad, originario de Soconusco, Veracruz.
En su declaración ministerial, la mujer dijo que sabía que su esposo se dedicaba a vender droga al menudeo, aunque aseguró que no sabía si lo hacía para algún grupo delictivo o de manera independiente.

La dependencia también dio a conocer que la necropsia practicada al cuerpo reveló que la causa de la muerte fue asfixia por estrangulamiento y que el ahora occiso fue estrangulado con una cadena que tenía alrededor del cuello al momento de ser encontrado.

Además, el cuerpo estaba amarrado de los pies con una cuerda de plástico y tenía una jerga (pedazo de tela) que le cubría la cabeza.

La necropsia también reveló que antes de ser asesinado, Navarrete López fue golpeado brutalmente y presentaba una herida en la cabeza de unos cuatro centímetros.
Una vez identificado, se pudo confirmar que el ejecutado se dedicaba a la venta de drogas, pues en junio del año pasado fue detenido por la Policía Judicial del Estado (PJE) en compañía de otro sujeto.

En aquella ocasión, a Navarrete López y su acompañante les aseguraron 190 dosis de cocaína y crack, además de un arma de fuego.