Gobernador de Alabama renuncia por escándalo sexual

- en El Mundo

El gobernador del estado de Alabama, Robert Bentley, renunció este lunes al declararse culpable de dos cargos menores por violar la ley estatal sobre financiamiento de campañas, tras acusaciones de utilizar recursos estatales para ocultar un romance con una asistente.

La fiscalía estatal anunció la renuncia, luego de llegar a un acuerdo con el político, y se informó que la vicegobernadora Kay Ivey sería juramentada como la nueva gobernadora.

En declaraciones a la prensa, Bentley dijo que siempre trató de estar a la altura de las grandes expectativas que se imponen con el cargo, y se disculpó por sus errores.

La Comisión de Ética de la legislatura estatal determinó la semana pasada que había elementos de que Bentley violó las leyes estatales de ética en su manejo de un supuesto romance con su asistente Rebekah Caldwell Mason, y remitió el caso a los fiscales.

La Cámara de Representantes de Alabama inició este lunes las audiencias del proceso de destitución contra Bentley, bajo acusaciones de utilizar recursos estatales para ocultar su romance con Mason.

Jack Sharman, abogado del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, sostuvo en su informe que Bentley utilizó a miembros de las fuerzas del orden para, entre otras cosas “romper con Mason”.

También usó elementos de esas fuerzas para conducir a Tuscaloosa y recuperar grabaciones de su hijo, e incluso ir a otra localidad para ver si una colaboradora guardaba una copia de esos registros.

Además, para garantizar el silencio de su equipo, el gobernador “fomentó una atmósfera de intimidación”, señaló el reporte.

El político sureño de 74 años de edad, de religión bautista y padre de cuatro hijos, conocido como “Luv Gob”, enfrentó así el primer juicio político presentado por los legisladores de Alabama en más de un siglo. (Notimex)