Defiende Trump acciones de Kelly contra indocumentados criminales

- en El Mundo

El presidente Donald Trump defendió las acciones del secretario de Seguridad nacional (DHS), el general John Kelly, para la detención y deportación de inmigrantes indocumentados que han cometido crímenes.

“Tenemos tremendos criminales en este país, estoy hablando de inmigrantes ilegales que estaban aquí, que han causado tremendos crímenes, que han asesinado, que han violado a personas… cosas horribles han pasado”, dijo en el programa Fox & Friends de Fox News.

Kelly indicó el domingo a la cadena NBC que los parámetros para la deportación de inmigrantes indocumentados serán más amplios que durante la administración Obama y podría incluir a aquellos con un sólo arresto por manejar en estado de embriaguez.

“Alguien por ejemplo con múltiples DUI (Manejo Bajo la Influencia), incluso con sólo un DUI, dependiendo de otros aspectos, te va a colocar en el sistema (para deportación)”, precisó Kelly.

Cuestionado si apoyaba las directrices del secretario de seguridad nacional, Trump respondió que “estoy dejando que él lo maneje. Es grande, es un gran general, fue un general tremendamente exitoso y estoy dejando que él lo maneje”

Trump defendió en ese sentido la necesidad de deportar a inmigrantes indocumentados con antecedentes criminales. “Estamos echándolos o están yendo a prisión”, dijo el presidente estadounidense.

“Tantos pueblos y ciudades están agradeciéndonos porque estamos deshaciéndonos de una carga que es increíble. Es un problema muy serio y nunca hicimos nada y ahora estamos haciendo algo”, abundó en la entrevista.

Cifras de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) muestran que la administración duplicó el número de inmigrantes indocumentados arrestados, pese a no tener record criminal, en las primeras semanas de su administración que el gobierno del presidente Barack Obama.

ICE detuvo a 5 mil 411 inmigrantes que carecían de antecedentes criminales del 20 de enero, al 20 de marzo, más del doble que los detenidos por durante el mismo lapso de su antecesor, de acuerdo con las estadísticas obtenidas por The Washington Post.

En total, el número de inmigrantes indocumentados arrestados fue de 21 mil 735 personas, comparado con 16 mil 535 en el mismo periodo de la administración Obama en 2016 o con los 18 mil 031 de 2015.

Sin embargo la cifra es menor al record de 29 mil 238 arrestos de la era Obama en 2014.

La mayoría de los arrestos corresponde a inmigrantes indocumentados que han sido convictos de un crimen.

En contraste, las deportaciones de inmigrantes indocumentados experimentaron una reducción de 1.2 por ciento en el primer trimestre de 2017, si se compara con los primeros tres meses del último año completo de la presidencia de Barack Obama, según las cifras.

El mayor número de arrestos se registró en las oficinas del ICE en Dallas, Oklahoma, Atlanta y Houston.

 

 

Fuente: Notimex/