Recomiendan limpieza en el hogar para evitar alergias

- en Tecnociencia

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte informó que una alergia es una respuesta exagerada del organismo, debido a una susceptibilidad  del sistema inmunológico contra uno o varios factores, pueden ser medicamentos, alimentos o alérgenos que puede manifestarse con alteraciones dérmicas, respiratorias, gastrointestinales, oculares y demás.

El 80 por ciento de los pacientes manifiestan la enfermedad desde la infancia antes de los cinco años. Existen varios padecimientos que tienen, en parte, un origen de tipo alérgico, siendo los más comunes: rinitis -inflamación de la mucosa nasal-, conjuntivitis, dermatitis, asma y urticaria.

Estos padecimientos, solos o en conjunto, manifiestan una sintomatología muy semejante: obstrucción nasal, estornudos, resequedad o comezón en nariz, ojos, oídos internos, falta de aire, tos persistente con “silbidos” en el pecho.

Ronchas, enrojecimiento, hinchazón o resequedad con descamación en la piel, así como inflamación de párpados y labios, explicó el alergólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11 en Veracruz Norte, Rafael Augusto Lara Palmeros.

Dijo que aunque los factores ambientales específicos que causan la alergia varían en cada persona, si existen agentes que acentúan los procesos alérgicos, estos se clasifican en intradomiciliarios  y extradomiciliarios.

Los intradomiciliarios son el humo de cigarro, mascotas, polvo y plantas; mientras que los extradomiciliarios son el smog, polen y micro partículas, cambios bruscos de temperatura y sustancias químicas entre otros.

Debido a que los principales agentes que exacerban la alergia en estos pacientes se encuentran en el hogar, es recomendable extremar limpieza en casa ya que la acumulación de polvo –aunado a la humedad- favorece el desarrollo de ácaros por lo que es importante lavar con frecuencia sábanas, cortinas y muñecos de peluche o en su caso, retirarlos.

Mientras que para la limpieza general es mejor utilizar trapos húmedos y trapeadores, en vez de escobas y plumeros.  El alergólogo del IMSS puntualizó que es importante acudir al médico familiar cuando se presenten los primeros síntomas para realizar una valoración y evitar complicaciones.

Por último el especialista, resalto que cuando se prescribe un tratamiento, éste debe seguirse puntualmente, completarse conforme las indicaciones, asistir a sus consultas con el médico familiar, así como también con el especialista y, sobretodo no automedicarse.

 

 

Fuente: IMSS/