Recomiendan alimentación saludable para evitar enfermedades crónico degenerativas

- en Tecnociencia

La obesidad es definida como un exceso de tejido adiposo en el organismo, es un grave problema de salud que puede llevar hasta la muerte al ser el detonante de enfermedades crónicas degenerativas, las cuales han aumentado significativamente, informó el coordinador de Nutrición y Dietética del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte, Raúl Ávila Flores.

En ese sentido, agregó que el sobrepeso y la obesidad se producen de manera gradual, es decir, el aumento de kilos se va incrementando poco a poco debido al consumo excesivo de alimentos ricos en azúcares y grasas, como: refrescos, bebidas alcohólicas, botanas, harinas, alimentos elaborados con exceso de grasas, aderezos y frituras, entre otros.

“La obesidad se manifiesta por un exceso de grasa y un aumento de peso. Algunas de las causas de esta enfermedad, son: el desequilibrio entre un consumo excesivo de alimentos y poca actividad física, conductas y factores culturales como el creer que ser gorda es estar sana y ser delgada es estar enferma o con menor frecuencia problemas hormonales”.

Ávila Flores, indicó que el sobrepeso es el primer paso para desarrollar obesidad, diabetes, hipertensión arterial y otras complicaciones de salud.

Asimismo, explicó que es fácil entender cómo es que surge la obesidad mediante una simple operación matemática. Si el gasto de energía es menor que el consumo de alimentos (que se transforman en energía), el excedente se acumula en el organismo en forma de grasa.

Otro factor, expuso, son problemas psicológicos que pueden llegar condicionar problemas de sobrepeso y obesidad, un ejemplo es la depresión, “todos nos sentimos tristes o decaídos de vez en cuando, pero cuando esos sentimientos son muy fuertes o duran mucho tiempo ocasionan esta enfermedad”, subrayó el galeno.

También recomendó que es muy importante que a partir del nacimiento y durante todo el primer año de vida, se lleve a los infantes cada dos meses con el médico familiar o el personal de enfermería, para que lo pesen y lo midan para vigilar su crecimiento y desarrollo. Del primero al segundo año de edad, la medición debe hacerse cada seis meses y a partir de los dos años, se realiza en forma anual.

Finalmente, lanzó un llamado a la población a tener una dieta balanceada, acudir periódicamente al médico y realizar actividades físicas diariamente.

 

Fuente: IMSS Veracruz