¿Sabes qué es el tecnoestrés y cómo puede afectarte?

- en Tecnociencia

Al programa de Periodismo de Análisis asistieron el catedrático de la Universidad Veracruzana, Jorge Arturo Balderrama, y el Social Media Manager, Ivan Montiel para comentar las recomendaciones para tratar el tecnoestrés y las consecuencias que provoca en la salud.

El psicólogo Jorge Arturo Balderrama opinó “Es un término conjunto y antiguo de los años 40, generalmente lo confundimos mucho pero no significa otra cosa más que presión, y va asociado a las lesiones o daños que el organismo sufre de manera directa. Hay que diferenciarlos de la ansiedad y de la angustia que son los otros dos niveles que también sufrimos como producto del uso de la tecnología”.

Entre los síntomas del tecnoestrés se encuentra: ansiedad, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y fatiga muscular.  Esto trae como consecuencias problemas de presión arterial alta, gastritis, colitis, problemas de carácter muscular, como el dolor crónico de espalda o de cuello, dolores por el manejo del teclado o teléfono celular y dolores articulares, tanto de muñeca como de pulgar.

Según Balderrama, el cuerpo nos da manifestaciones de alerta por estar tantas horas frente a la tecnología y descuidar cosas rutinarias como las horas de sueño y los horarios de comida.

Los malos hábitos de salud traen como consecuencias algún tipo de enfermedad que producen trastornos severos que pueden llegar a ser tratados por un psicólogo o psiquiatra.  Se puede identificar a una persona con adicción a la tecnología porque no está durmiendo ni comiendo bien.

“Si nos damos cuenta que alguien no duerme o no está consumiendo alimentos empezamos a darnos cuenta que tiene un problema, una adicción porque está descuidando cosas importantes”, aseguró Balderrama.

El problema se vuelve severo cuando se trabajan horas extras fuera del trabajo, para ello el experto recomienda hacer reposos cada cierto tiempo, hacer alguna actividad recreativa y no estar las ocho horas pegados a un dispositivo. También, respetar los horarios de alimentación y sueño, propiciar un descanso por medio de una agenda o una señal de alerta.

Por su parte, el Social Media Manager, Iván Montiel, comentó sobre el tema “Se han estado perdiendo habilidades motrices, habilidades psicológicas, habilidades que nos permitían ser humanos. Hoy en combinación con la tecnología ese tipo de habilidades han sido modificadas. Hemos olvidado la comunicación cara cara, hay un desgaste en las relaciones humanas”.

Según el especialista, las generaciones más jóvenes son las que tienen el tecnoestrés en sus vidas cotidianas, los hace esclavos de la tecnología. Éstas generaciones se comprometen más con ella que con la propia habilidad social. “La convivencia tecnológica con lo social se ha hecho tan poderoso que se ha hecho muy complicado generar límites para no caer en ese tipo de abusos”, afirmó.

El doctor Balderrama expresó “Es muy importante la autorregulación, no solo ponernos un horario sino disciplinarse, establecer ciertos parámetros de condiciones para saber dónde parar, donde poner los límites. El postergar los horarios de comida o no hacerlo ya representa un hábito insano”.

Hizo hincapié en la importancia de usar la plataforma como un medio, no como el recurso único de lo contrario no hay rendimiento y sí rezago de sueño.

Recomendó no darle un celular a un niño menor de diez años, porque ellos no pueden controlar por sí mismo sus horarios.

“No se puede autorregular a un niño si uno mismo no lo hace. Los padres de familia ya no cuidan de los niños porque están metidos en el celular. Ni siquiera hay comunicación de padres a hijos, porque la mayor parte de los padres pasan mucho tiempo con la tecnología”

Montiel, aseguró “Según la asociación mexicana de internet este año ya somos 5 millones de internautas, 60 por ciento de la penetración mexicana”

Comentó que puede haber padecimientos físicos y deformaciones en las articulaciones por estar varias horas frente a la tecnología.

Los expertos estuvieron de acuerdo que se deben establecer límites en el tiempo que se pasa en la tecnología. Para ello se deben recuperar las dinámicas sociales y reconocer cuales son los hábitos que ocasionan problemáticas con respecto al uso de los dispositivos tecnológicos.

 

 

Fuente: XEU.