Probióticos evitan cáncer gastrointestinal

- en Tecnociencia

Los probióticos son bacterias buenas que viven en el organismo ayudando a mantener una buena salud intestinal, pero también previenen enfermedades graves como los distintos tipos de cáncer gastrointestinal.

Si bien los seres humanos nacen con alguna cantidad de estos microorganismos, no son permanentes y se van perdiendo con infecciones, medicamentos, alimentos irritantes y estrés entre otras cosas.

Por ello es necesario adquirirlos mediante una dieta balanceada que incluya alimentos y bebidas con probióticos, o bien, con suplementos.

Para que tengan un beneficio en la salud se requieren millones de estas bacterias, expresó la nutrióloga María Guadalupe Esquivel en entrevista con Notimex.

Cuando no hay un equilibrio entre estas bacterias buenas y las malas, se presentan problemas de salud que a veces de ser tan cotidianos, la gente piensa que son normales, como la inflamación, el dolor abdominal, la diarrea y el estreñimiento.

De ahí la importancia de tener mediante una dieta balanceada o complementos alimenticios, los probióticos necesarios que ayuden a combatir a los microorganismos que dañan la salud humana.

“El probiótico al integrarse al intestino, al estar ahí temporalmente, se pelea con la bactería patógena, la peligrosa, y evita que crezca, evita que tenga alimento y que pueda reproducirse y facilita que se muera”, resaltó.

Los probióticos se encuentran de forma natural en bebidas fermentadas como el pulque, yoghurt, en algunos quesos y hasta en el chocolate.

Sin embargo, por si solos no pueden cubrir la cantidad que se requiere de esas bacterias para una buena salud digestiva, señaló por su parte la nutrióloga y especialista en probióticos y prebióticos, Ana Teresa Abreu y Abreu.

“Todo mundo le apuesta, sobre todo la industria alimenticia a que si te dicen que si sus productos tienen probióticos con eso será suficiente pero no”, puntualizó.

A su decir, ingerir alimentos probióticos debe ser sólo parte de una conducta alimentaria sana, pero no están aisladas ni en la proporción sabemos si genéticamente van a funcionar, por eso se requieren suplementos con probióticos específicos”, subrayó.

Christian Argüelles, nutriólogo también, resumió que “el estómago hace un balance con bacterias buenas y malas; y los probioticos, nos ayudan a hacer ese equilibrio para un buen funcionamiento del intestino y para que no haya un envejecimiento prematuro del mismo”.

 

Fuente: Notimex/