Tiroteo en Múnich; 4 heridos

- en El Mundo

Cuatro personas resultaron heridas de gravedad en un tiroteo en una estación de trenes de Múnich, entre ellas una agente, que se encuentra en estado crítico, y un sospechoso, que ha sido detenido, según informó la policía de la capital bávara.

Según los primeros datos facilitados por la policía, el tiroteo tuvo lugar en el marco de una operación policial rutinaria, cuando los agentes acudieron a mediar en una pelea.

Las fuerzas de seguridad confirmaron que la situación está bajo control y que no hay indicios que apunten a más personas implicadas en el incidente.

Según informó un portavoz de las fuerzas de seguridad en Múnich en una breve comparecencia ante la prensa en el lugar de los hechos -la estación de trenes de cercanías de Unterföhring-, la policía recibió el aviso de que en un tren se había producido una pelea entre viajeros.

Al llegar al lugar, los agentes encontraron a los implicados en la pelea en el andén y uno de ellos trató de empujar a un agente a las vías del tren.

El agresor logró quitarle el arma reglamentaria a uno de los policías, momento en el que se produjo el tiroteo: una agente resultó herida en la cabeza y se encuentra en estado crítico y el autor del altercado también fue alcanzado por un disparo y está grave.

El atacante es un alemán de 37 años, nacido en Baviera y sin domicilio conocido, con antecedentes por un delito menor de posesión de drogas, explicaron fuentes policiales.

Otras dos personas resultaron heridas también de bala y la policía estima, tras una primera evaluación de los hechos, que el autor de los disparos fue el detenido.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana y desencadenaron un fuerte revuelo mediático, en medio de la situación de alarma terrorista generalizada que rige en todo el país.

Fuentes policiales descartaron después, en una rueda de prensa improvisada en la misma estación, algún tipo de trasfondo terrorista o motivos religiosos.

En la posterior comparecencia ante los medios de los portavoces de la policía y la Fiscalía de Múnich se insistió en que no había el menor indicio de una motivación política o terrorista y que todo apunta a que el detonante fue una pelea que escaló, por motivos que se investigan.

 

 

Fuente: Siete24.mx