Trump, el nuevo Hitler del Siglo XXI: Norcorea

- en El Mundo

La política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está provocando una agresión extrema y un chauvinismo contra otros países, parecido al concepto de ocupación mundial del dictador alemán Adolf Hitler.

“La idea es la versión americana del nazismo, superando con creces al fascismo del siglo pasado en su naturaleza feroz, brutal y chovinista”, señala un informe de la agencia oficial de prensa KCNA.

Corea del Norte calificó la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como un nuevo nazismo del Siglo XXI, afirmando que Washington busca sofocar a otros países para servir a sus intereses.

“El principio América Primero apunta a la dominación mundial a través de medios militares, como fue el caso con el concepto de ocupación mundial de Hitler”, señaló en su editorial KCNA.

El comentario oficial norcoreano se produce luego que el presidente Trump llamó a la comunidad internacional a actuar “rápidamente” contra la amenaza de los programas nucleares y balísticos de Corea del Norte.

Las declaraciones del presidente de Estados Unidos tuvieron lugar durante su encuentro con el primer ministro de India, Narendra Modi, a quien agradeció por apoyar las sanciones contra Pyongyang.

“El régimen de Corea del Norte está causando enormes problemas y es algo que tiene que ser tratado y probablemente tratado con rapidez”, señaló el jefe de Estado a los reporteros en el jardín de las Rosas de la Casa Blanca, luego de mantener un encuentro con el mandatario.

Afirmó que la política de Trump no reconoce el derecho de otros países a la independencia, la existencia y el desarrollo en un intento por defender los intereses de Washington.

Trump aplica la política dictatoria de Hitler tendiente a dividir el mundo en dos categorías “los amigos y los enemigos” para justificar la “supresión” de estos últimos, agregó el editorial, de acuerdo la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

El jueves pasado, Corea del Norte calificó a Trump de “psicópata” en un contexto de tensión debido a la muerte del estudiante estadounidense Otto Warmbier, repatriado gravemente enfermo a Estados Unidos tras haber estado preso en una cárcel norcoreana.

“La muerte de Otto profundiza la determinación de mi Administración de prevenir estas tragedias de gente inocente por parte de regímenes que no respetan la ley o la básica decencia humana”, dijo Trump tras conocerse el fallecimiento.

Para el presidente estadounidense, detener el programa de armas de Pyongyang se ha vuelto una prioridad de su política exterior.

A pesar de la condena internacional y las sanciones, Corea del Norte tiene un arsenal nuclear y está desarrollando misiles balísticos con capacidad nuclear que amenazan a Japón y Corea del Sur.

El informe se produce cuando el presidente surcoreano Moon Jae-in y Trump llevaran a cabo su primera cumbre en Washington a finales de esta semana, durante la cual el asunto nuclear de Corea del Norte es probable que encabeza la agenda.

La política de Trump en Corea del Norte se denomina “máxima presión y compromiso”, que se centra primero en aplicar sanciones y presiones contra Pyongyang hasta que abandone sus armas nucleares.

Moon persigue un enfoque dual de desnuclearización de Corea del Norte, y busca mantener un diálogo y compromiso con él.

 

 

Fuente: Siete24.mx