A la opinión pública: María Elisa Manterola Sáinz

- en Carrusel, Estado

El pasado domingo 2 de julio el Senador Héctor Yunes Landa dirigió un comunicado hacia mi persona y al respecto hago las siguientes precisiones:

Primero.- Durante la semana pasada fui abordada por los medios de comunicación en relación al nombramiento de Stalin Sánchez Macías como coordinador de asesores de la Comisión Anticorrupción en el Senado de la República y mi argumento central sobre la designación, no fue el parentesco con Karime Macías Tubilla, sino los antecedentes de corrupción de los hermanos Sánchez Macías, a quienes Javier Duarte les donó un terreno propiedad de los veracruzanos a través de una asociación de la que Stalin Sánchez Macías es tesorero.

La crítica, en todo caso, no obedece al parentesco de Sánchez Macías con la ex presidenta del DIF estatal, sino a sus antecedentes de corrupción, por lo que consideré que el nombramiento resultaba extraño y contradictorio porque no se puede invitar a una Comisión Anticorrupción a una persona señalada por ser partícipe y beneficiario de una supuesta donación al margen de la ley.

La LXIV legislatura revocó la donación ya que dicha asociación no cumplía con los preceptos que marca la ley para recibir más de 14 mil metros cuadrados en el municipio de Martínez de la Torre. Probablemente el Senador ignore que este asunto ya está siendo investigado por la Fiscalía Octava adscrita a la Fiscalía General del Estado, cuyos denunciados son Francisco Sánchez Macías y Transformando el Campo de Veracruz A.C.

Segundo. – En efecto, es obvio y evidente que el parentesco no es impedimento para ocupar un espacio en la vida pública del Estado. Prueba fehaciente y rotunda de ello, se dio el pasado 5 de junio de 2016, jornada en la que más de un millón de veracruzanos votó libre y democráticamente por Miguel Ángel Yunes Linares, a pesar de ser primo hermano del Senador Yunes Landa.

Tercero. – El Senador ignora que pertenezco a la cuarta generación de una familia dedicada a la agricultura y a la ganadería y que a través de este trabajo surge la invitación para presidir el Consejo Directivo de la Fundación Produce A. C., cargo en el que Javier Duarte jamás fue mi jefe, ya que la Fundación no es una dependencia del Gobierno del Estado.
Le recuerdo al Senador que hace tres años ante la negativa del entonces Gobernador de apoyar al campo veracruzano, lo busqué personalmente solicitando su intervención para gestionar recursos federales. Yunes Landa prometió un apoyo que jamás cumplió.

Hoy, al Senador no le queda el papel de juez, porque él fue cómplice de la administración de Javier Duarte. Al respecto, valdría la pena preguntarle al representante de Veracruz en la Cámara alta ¿Qué ha hecho la Comisión Anticorrupción sobre el tema de las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación al Gobierno de Duarte? ¿Cuándo señaló a Javier Duarte mientras esperaba su visto bueno para ser candidato del PRI al Gobierno del Estado? Le quiero recordar al Senador que a diferencia suya, yo nunca me he referido a Javier Duarte como “mi jefe político”.

Cuarto. – Respecto a las acusaciones que hace sobre el Licenciado José Isaac Rodríguez Maldonado, le pido al Senador que presente las pruebas ante las instancias correspondientes, para que el propio Licenciado José Isaac Rodríguez Maldonado dé respuesta.

Por último, respetuosamente lo exhorto para que cumpliendo con nuestra responsabilidad desde el Congreso de Veracruz y el Senado de la República, fortalezcamos las instituciones y recuperemos la confianza de la ciudadanía.

Atentamente
Xalapa, Ver., a 3 de julio de 2017
María Elisa Manterola Sáinz