Protestas y disturbios asfixian la Cumbre del G20 en Hamburgo

- en El Mundo

Las manifestaciones contra la cumbre del G20 derivaron en disturbios violentos protagonizados por grupos de la izquierda radical y antisistema, en un Hamburgo asfixiado por el cúmulo de protestas convocadas ante la cita de los líderes de las países más poderosos del mundo que se abre este viernes.

Mientras todavía hay nubes oscuras de humo sobre el centro de Hamburgo después de una noche de disturbios, las canciller federal de Alemania, Angela Merkel, recibió hoy a los jefes de Estado y de Gobierno del G20, aunque algunos de ellos llegaron con retraso por las manifestaciones.

El encuentro del G20 se llevó a cabo en las instalaciones de las ferias comerciales en Hamburgo por la amplitud de sus instalaciones y por contar con la infraestructura que se necesita para un evento con 36 delegaciones y cuatro mil 800 periodistas acreditados. El presidente de Turquía, por ejemplo, viajó con una delegación de 200 miembros.

El recinto ferial cuenta con 87 mil metros cuadrados de superficie, suficientes para 15 mil expositores y para 700 mil visitantes, además de suficientes conexiones eléctricas y telefónicas, instalaciones sanitarias y equipo necesario para eventos de esa magnitud.

Como en muchas ocasiones oficiales en Alemania, el lugar no resalta por su estética pero es eficiente, organizado y práctico.

El ambiente es inquieto al comienzo de la Cumbre. Senadores Republicanos en Estados Unidos están por desatar una guerra comercial en el mundo, al decidir a fines de junio la aplicación de dolorosas sanciones contra quienes compren los energéticos que van a llegar a Europa procedentes de Rusia e Irán a través de los nuevos ductos.

Los legisladores estadunidenses formularon la razón con claridad: se trata de dar ventajas a los energéticos de su país en el mundo para que éstos sean adquiridos en vez de los otros. La amenaza también incluye el acero. El objetivo es obligar a Europa a comprar energéticos y acero estadunidense. O sea, proteccionismo con garrote.

El tema del comercio exterior y del libre comercio es muy álgido y también enfrenta una oposición rotunda por parte del presidente Donald Trump.

El mundo está empezando a distanciarse por razones económicas: Reino Unido sale de la Unión Europea, Trump canceló el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Europa y quiere erigir un muro en la frontera con México, entre otros signos, Europa impuso sanciones a muchos productos rusos.

La expectación hoy está centrada en el primer encuentro personal entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el Presidente de Rusia, Vladimir Putin. Para dialogar durante una hora, los dos mandatarios no participarán justamente en la sesión del G20 sobre el clima mundial, tema central para Alemania y Francia, además de para otros muchos países.

La noche del jueves al viernes estuvo marcada por los enfrentamientos. Las autoridades de Hamburgo reportaron 110 policías heridos, muchos negocios fueron atacados, se detuvo a 29 personas y cientos de manifestantes trataron de romper el cerco policial que rodea el área de la cumbre. Muchos autos fueron incendiados.

En la mañana miles de manifestantes consiguieron frenar el desplazamiento vial de algunas delegaciones a las instalaciones de la feria para hacer patente que consideran al G20 como parte de un orden injusto. Muchos de ellos trataron de entrar a la fuerza en el recinto ferial pero no lo lograron.

 

 

Fuente Notimex