Solo 10 por ciento de pacientes con artritis acceden a tratamientos innovadores

- en Tecnociencia

En México, por lo menos 40 por ciento de los pacientes con artritis requiere terapias innovadoras pero sólo entre 10 y 15 por ciento tiene acceso a ellas, expuso la reumatóloga pediatra, Karina Ruiz.

“Las terapias convencionales tienen de por sí un costo de alrededor de tres mil pesos al mes, pero las terapias biológicas, que en muchos de los casos se deben combinar, cuestan entre 12 mil y 15 mil pesos al mes”, indicó en entrevista con Notimex.

Explicó que la terapia biológica es recomendada para pacientes que no responden a los tratamientos base o antirreumáticos. “Es una terapia específica o dirigida que produce un efecto inhibitorio hacia ciertas citocinas responsables del proceso inflamatorio”.

La especialista consideró que se trata de una enfermedad catastrófica pues los tratamientos son pagados de manera general del bolsillo de los pacientes y de los familiares.

“Hay pacientes que tienen derecho al IMSS, al ISSSTE, a Pemex, pero la población que no está dentro de esas instituciones queda flotando. El Seguro Popular podría absorber al resto de los pacientes y ya con una participación más completa de lo que hasta ahora”, planteó.

Recordó que la artritis es una enfermedad autoinmune que ataca a los tejidos y articulaciones con procesos inflamatorios, desgaste y deformación y aunque se desconoce la causa se sabe que afecta a adultos y a niños con los nombres de artritis reumatoide y artritis idiopática juvenil, respectivamente.

“La calidad de vida en pacientes con artritis tanto en niños como en adultos va a depender del diagnóstico oportuno; sería excelente detectarlos en los primeros seis meses porque su calidad sería equiparable con la de cualquier persona”, alertó.

Sin embargo, lamentó que en la mayoría de los casos el diagnóstico correcto se logre alrededor de los 18 meses “y ahí ya la inflamación deshizo a la articulación, se pega hueso con el hueso y deja una secuela”.

En conferencia de prensa, la jefa del Servicio de Reumatología del Centro Médico Nacional (CMN) 20 de Noviembre, Fedra Irazoque recalcó que el diagnóstico lo debe hacer un médico especializado, aunque el doctor de primer contacto debería tener la capacidad para inferir sobre la enfermedad y referir al paciente con un reumatólogo.

“No necesitamos muchísimo, una buena historia clínica, dos exámenes de laboratorio tal vez, unos rayos X y la podemos diagnosticar, el punto es diagnosticarla a tiempo”, aseveró.

Precisó que la artritis afecta a dos millones de mexicanos y que las consecuencias son los dolores crónicos, incapacidad y reducción en la expectativa de vida de entre cinco y 15 años.

A su vez, la presidenta de la Asociación Mexicana de Familiares y Pacientes con Artritis Reumatoide (Amepar), María de la Concepción Cazariego, informó que el próximo 15 de julio se realizará la jornada informativa “No soy de cartón”, en la Unidad de Congresos del Centro Médico Siglo XXI.

 

 

Fuente: Notimex.