Impide Prospera independencia de la mujer en el ámbito laboral

- en Carrusel, Municipios Sur
- La Directora del Instituto de la Mujer en San Andrés Tuxtla, expuso que es lamentable que programas asistenciales estén volviendo dependientes de un recurso a las mujeres.

Los programas asistenciales como Prospera están volviendo a la mujer dependiente de un recurso impidiéndoles desenvolverse en el ámbito laboral, pues su tiempo es repartido en las distintas juntas que se les exige asistan como beneficiarias, y en el peor de los casos, consideran que es obligación del gobierno resolver su situación económica, lamentó la Directora del Instituto Municipal de las Mujeres en San Andrés Tuxtla, Arcelia Arce Arenas.

“El programa de Prospera tanto para las señoras de la zona rural como en las zona urbana es de mucho beneficio, el apoyo les llega cada dos meses y cuando son dos o tres niños viene muy buena cantidad.

La mujer tiene que salir a trabajar y ver de qué manera ganar otros centavos extras, desafortunadamente con el programa prospera se les tiene muy controladas, se supone que la cantidad de dinero que les llega es para cuidar a los hijos, para estar pendiente de ellos y que no tuvieran necesidad”, expuso.

Consideró que el gobierno federal a través de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), deben de modificar el otorgamiento de este recurso, pues bien, se pueden generar algunos proyectos productivos que hagan dependientes a las féminas de programas paliativos.

“Se les pide ir a consultas médicas en repetidas ocasiones, llevan un control de todo, entonces si son varias citas a las que se les pide que vaya pero aparte van mucho a plática, van a limpiar las calles o lo centros de salud y hay empleos en donde no se les otorgan esos permisos de faltar.

En este caso, debería de citársele menos a pláticas porque si a la semana son hasta cuatro veces que las llaman, ya sea para que lleven los tarjetones de las vacunas, las pláticas, por lo general son controladas por el sector salud ya que el programa lo pide, Sedesol se debería de sensibilizar un poco más en este rubro”, insistió.

Pero no en todos los casos sucede lo mismo, pues destacó que existen algunas beneficiarias las cuales saben invertir dicho recurso en algunos artículos para poder autoemplearse.

“Algunas mujeres invierten su dinero en algo para vender y autoemplearse, pero en otras ocasiones el mismo programa hace dependiente a las mujeres.

Deberían de bajarse proyectos productivos donde la mujer pueda participar de una manera donde no dependa de un horario, alguna vez se manejó el programa de lo de Stevia y las mujeres trabajaron fuerte pero fue un programa que no fue benéfico, gastaron mucho tiempo sembrando este cultivo”, recordó.

Exhortó a las mujeres a ser independientes de estos programas que les está impidiendo que se puedan desempeñar en un trabajo, donde pudieran tener prestaciones laborales y un salario fijo.

 

 

Presencia Noticias | Armando Azamar | San Andrés Tuxtla, Ver.