Cuáles son las consecuencias de hacer una broma al 911 mexicano

- en Carrusel, Nacional

Marcela Ramírez acciona el auricular y el show comienza. Una mujer desesperada, con la voz entrecortada y con un llanto que le impide hablar claramente, le pide ayuda porque recién secuestraron a su prima. Marcela, tranquila, comienza a realizarle las preguntas que el protocolo del 911 le dicta. Le recomienda a la mujer que se tranquilice, que la ayuda para ella llegará pronto.

De pronto, la mujer comienza a reírse desaforadamente. Marcela razona y se da cuenta que la llamada es una broma, pero no puede cortar la comunicación porque la penalización es para ella. “¡Eres una pendeja, todos los policías son unos pendejos que no sirven para nada!”, le gritan a la joven quien no se extraña de las ofensas que le dicen del otro lado de la línea telefónica.

Esta es otra llamada de broma de las muchas que Marcela Ramírez y sus compañeros reciben diariamente atendiendo el 911. En cifras dramáticas, es mayor el porcentaje de llamadas de broma recibidas en comparación con el de llamadas reales, según un informe de la Secretaría de Gobernación.

Llamadas 911.

Tres mil operadores trabajan en 194 Centros de Atención de Llamadas de Emergencias (CALLE), de los cuales 109 son estatales y 85 son municipales. En el primer reporte semestral entregado por la Segob, desde que se implementó el programa de llamadas de emergencia al 911, se indica que se recibieron 61 millones 639 mil 418 llamadas del 1 de enero al 1 de junio. Sólo el 11 por ciento fueron comunicaciones reales.

El 89 por ciento de llamadas restantes fueron totalmente falsas. La Ciudad de México, el Estado de México y Jalisco, son las entidades que más contacto tuvieron con el 911, aunque también son las que registraron más llamadas falsas o improcedentes.

El comunicado enviado por la Segob destacó que el 70 por ciento de las llamadas se relacionan con temas de seguridad pública, mientras que el 14.1 por ciento se relaciona con emergencias médicas. Las llamadas que tienen que ver con protección civil representan el 6.7 por ciento.

Llamadas 911.

En 14 entidades federativas, las llamadas falsas a los servicios de emergencia se tipifican como delito. Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Morelos, Nayarit, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí y Tabasco, son los estados que castigan a quienes llaman al 911 para bromear.

En Chihuahua, por ejemplo, la pena más alta por una llamada falsa se castiga hasta con seis años de prisión. En Durango, la pena más baja va de tres a seis meses de cárcel, mientras que en la Ciudad de México los multan con 2 mil 150 pesos o con un arresto administrativo de hasta 36 horas.

Fuente: https://culturacolectiva.com/noticias/consecuencia-hacer-bromas-al-911-mexicano/