Rescatando el archivo histórico de Acayucan

- en Carrusel, Municipios Sur
+De gran valor pues contiene documentos diversos del municipio que perfilaron sus características actuales

+Además del archivo histórico, en la presente administración municipal se crea el archivo de trámite

Por: Esperanza Arias Rodríguez

 

Si un pueblo no reconoce sus orígenes o no valora su historia, está condenado a desaparecer, de allí la importancia de la preservación de un archivo histórico cuando se tiene la fortuna de contar con el, tal es el caso de Acayucan que posee un acervo de aproximadamente 2,000 documentos, los más antiguos datados a mediados de 1800, y que el historiador Román Fonseca Rodríguez, se empeña en rescatar, con el apoyo de la administración municipal de Marco Antonio Martínez Amador.

Conversar con el profesionista es comprender el gran valor que tienen esos legajos que en el presente gobierno municipal se rescataron de entre la humedad y el excremento de murciélagos, tras haberlos arrumbado durante sus 9 años de gobierno, las hermanas Judith Fabiola y Regina Vázquez Saut.

Relata el licenciado en Historia por la Universidad Veracruzana (UV) y encargado del archivo antiguo e histórico y del nuevo archivo de trámites que por vez primera un gobierno municipal saliente en Acayucan dejará con los documentos testimoniales de sus cuatro años de administración.

Relata en entrevista que por años permaneció el archivo histórico en bodegas, almacenado entre la humedad y el excremento de murciélagos, ocasionando la pérdida de varios documentos, pero afortunadamente –dice- el alcalde Marco Antonio Martínez Amador comprendió su importancia y se le destinó un espacio en el ala izquierda del palacio, y si bien acepta el historiador no es el lugar adecuado para una posible apertura al público, por lo menos se ha podido ir reclasificando, y poniendo en orden toda la documentación, además de restaurar los que están deteriorados y aun tienen remedio pues hay otros ya inservibles, vencidos por la humedad y la apatía de anteriores gobernantes.

Refiere que en 1992-1993 cuando se organizó por vez primera el archivo histórico durante el gobierno de Maximiano Figueroa Guillén, se colocaron los legajos en cajas, solo que se están apolillando y es menester cambiarlas.

 

El litigio por la tierra entre Acayucan y la Hacienda de Corral Nuevo

Indudablemente que la trascendencia del archivo histórico radica en que permite conocer el devenir del municipio –aunque lamentablemente gran parte de los testimoniales escritos se perdieron hacia 1848 tras ser quemados y saqueados por los rebeldes como parte de una revuelta protagonizada por indígenas que peleaban el derecho sobre tierras comunales- , pues de acuerdo al relato de Román Fonseca, el documento más antiguo existente en el archivo es de 1897 y trata del litigio agrario entre la cabecera municipal Acayucan y la Hacienda de Corral Nuevo, dicho pleito venía arrastrándose desde la época de la colonia cuando los acayuqueños reclamaron al virrey la propiedad de 14 mil hectáreas, y finalmente se concreta la adjudicación en favor de Acayucan en años posteriores; esa superficie constituye hoy en día la jurisdicción territorial del municipio.

Otros legajos valiosos son aquellos que dan cuenta de la presencia de las tropas carrancistas en esta región y en la época contemporánea, las referencias a la construcción del palacio municipal y del mercado, a manos de la Comisión del Papaloapan, por órdenes del entonces presidente de la República, Miguel Alemán Valdés.
Hay mapas, croquis, relatos y expedientes de Acayucan pero también referencias de lugares relativamente cercanos y esto porque la ciudad fue cabecera de cantón, ocupando siempre posiciones relevantes en el contexto geográfico e histórico de la región.

La cultura y la historia son redituables

La visión de Román Fonseca es amplia en cuanto a darle al archivo histórico la importancia que reviste pues afirma que en el Registro Publico de la Propiedad de esta ciudad, hay documentos muy interesantes como uno de 1792 que trata de las haciendas que rodeaban al pueblo de Acayucan: “se puede ver la desaparición de los grandes hacendados del porfiriato, el proceso de desintegración de las haciendas, se van vendiendo por sitios de ganado mayor, o por hatos, que van comprando otras personas, eso conlleva el surgimiento de una nueva clase rica que son rancheros con extensiones de tierra que no llegan a ser tan grandes como las ex haciendas”, relata.

“Ojalá el Registro Público los donara al archivo, claro, tendría que encontrarse en condiciones óptimas para albergar ese tipo de información , y su trascendencia es que posibilitaría tener la memoria histórica de Acayucan de forma más completa, hay más información en el Archivo General del Estado o en el de la Nación, pero antes debe tenerse el archivo histórico en condiciones adecuadas”, insiste.

Matiza: “no obstante, agradezco al alcalde Marco Antonio Martínez Amador que haya tenido la disposición de rescatar el archivo histórico y ojalá la administración entrante y los sucesivos gobiernos del municipio comprendan que la cultura, la historia, también venden, también de eso se puede fomentar el turismo y generar divisas para la localidad y la zona, solo falta la iniciativa y la visión”, recalca.

Por lo pronto, en su opinión un gran avance es que la presidencia de Martínez Amador dejará iniciado el archivo de trámite, lo cual por vez primera se hace en Acayucan.

Explica en que consiste el archivo de trámite: “es el archivo vivo que empieza con esta administración y hay interés del ingeniero de crear este archivo de transición para que vaya quedando constancia de las administraciones municipales, sería a partir de la actual, para que se vaya creando conciencia y se contribuye a la memoria histórica”.

Se va resguardando toda la información que se contiene y forma parte de la administración, y de la entrega recepción pero que bueno sería que las futuras autoridades lo retomaran y lo enriquecieran, están los casos de Orizaba, Córdoba, tienen excelentes archivos, de los mejores , es testimonio del trabajo de cada periodo de gobierno, en todos sus aspectos”.

Inicialmente el citado archivo se está concentrando en el mismo espacio donde se ubica la oficina del historiador Román Fonseca, esperando encontrar un sitio más amplio; manifiesta su deseo de que el gobierno entrante a partir del 2018 lo tome en cuenta, y no lo deseche, pues reflexiona: “finalmente los pueblos mágicos que venden?, y responde: “Su historia, sus costumbres, y la cultura genera divisas, también son redituables, se venden”.

Sus palabras finales son para comentar que a la población en general le agradaría contar con un archivo histórico en el cual se guarde la información del lugar donde viven, cuales son sus orígenes, solo que el proyecto es màs ambicioso, da para mucho màs: “ se puede hacer una hemeroteca y una fototeca, hay una gran cantidad de fotografías de Acayucan regadas en manos de particulares tanto los periódicos como las fotografías son parte de la historia del municipio, todo lo que se escribe refleja el momento cultural que se está viviendo en ese instante”.

Y agrega: “Muchos lo desprecian, en el caso de un periódico dicen: -bah , es un periódico viejo-, pero está recogiendo las costumbres del pueblo, por ejemplo, antes era común que antes de las 8 de la noche era la hora de la cena en cada hogar, pasabas por las calles y olía a frijolitos refritos, o la gente se sentaba en los corredores, a platicar”, eso es lo que forma la identidad de los pueblos y los archivos ya sean históricos, hemerotecas, fototecas, eso captan y preservan para las generaciones futuras.

Antes de concluir la amplia entrevista, Román Fonseca Rodríguez agradece al alcalde esta oportunidad de rescatar el acervo de Acayucan y dice ser optimista en cuanto al interés del próximo gobierno local en darle seguimiento y valorar la historia del municipio.