Buscan mejorar calidad educativa de indígenas y jornaleros en Veracruz

- en Carrusel, Estado

La calidad educativa de menores jornaleros e indígenas tiene un avance disparejo y aún no se ven resultados a nivel general, aun cuando todas las entidades federativas y la autoridad federal han aceptado las directrices del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE).

La consejera del instituto, Sylvia Schmelkes del Valle, señaló lo anterior luego de participar en la presentación del Semáforo Municipal de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, capítulo Veracruz, en donde también presentó dichas directrices ante organizaciones de la sociedad civil.

Entrevistada en la sede de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Schmelkes del Valle recordó que las diretrices para mejorar la calidad de la educación de niños, niñas y adolescentes de familias de jornaleros migrantes fueron emitidas hace un año mientras que las dirigidas a menores indígenas en enero del actual.

De algunos estados se tiene sólo la respuesta de aceptación y en otros se tiene ya un plan de trabajo, planteó, por ejemplo estados del sur con población indígena como Oaxaca y Chiapas están respondiendo, pero “van más lento de lo que se esperaba”, lamentó.

Los hijos de jornaleros son un reto educativo, subrayó, pues se calcula que a causa del trabajo, entre otras, solo 15 por ciento de los menores hijos de jornaleros agrícolas asisten a la escuela.

Explicó que aun cuando los estados tienen acotada su participación en el diseño de la política educativa, se puede hacer mucho en su espacio de actuación; y dijo que las directrices para la atención educativa indígenas buscan garantizar el derecho a una educación de calidad con pertinencia lingüística y cultural.

Asimismo, asegurar una educación con enfoque de diversidad e inclusión, y garantizar que la niñez indígena tenga un pleno dominio del español y de su lengua materna.

Las lenguas indígenas siguen siendo solo objeto de estudio y no vehículo de enseñanza, es decir que las clases no se dan en dichas lenguas sino que se dedican tres horas a la semana, reconoció, y dijo que el nuevo modelo educativo prevé aumentar las horas dedicadas a su enseñanza en zonas indígenas.

Abundó que una de las directrices es garantizar el derecho a una educación de calidad con pertinencia lingüística y cultural; asegurar una educación con enfoque de diversidad e inclusión, y garantizar que la niñez indígena tenga un pleno dominio del español y de su lengua materna.

De acuerdo con el INEE, hay 7.3 millones de menores indígenas y 90 por ciento de los que cursan la primaria no obtiene los aprendizajes esperados en lenguaje, comunicación y matemáticas.

Finalizó que uno de cada cinco indígenas de tres a 17 años no va a la escuela y 43 por ciento de quienes asisten no van a una escuela de modalidad indígena a pesar de ser hablantes de lenguas originarias.

 

 

Fuente:Notimex