Un menor muere al ingerir herbicida del río “Taza de Agua” en Nogales

- en Nota Roja

El río “Taza de Agua” que atraviesa el municipio de Nogales contiene altos niveles de herbicida que intoxicó a cinco niños que nadaban en el afluente.

Uno de los infantes no aguantó y falleció al ingerir el agua envenenada con plaguicidas que campesinos usan para fumigar siembras de maíz, frijol, chile y hortalizas que cultivan en la rivera.

María López Méndez, la madre del infante fallecido, dijo que llevó a sus hijos a nadar al río, donde juguetearon con las aguas y tragaron el vital líquido que más tarde les provocó vómito y diarrea, pero el más pequeño se desmayó por lo que lo llevaron al Hospital Regional de Río Blanco, donde murió porque el agua estaba contaminada con herbicida, según el reporte médico.

El afluente de “Taza de Agua” está ubicado en las inmediaciones de la carretera federal Orizaba-Tehuacán, a la altura del campo “Las Nieves” en el municipio de Nogales.

El caso es investigado por peritos de la Unidad Especializada en Delitos Sexuales y Contra la Familia, ya que autopsia reveló que el niño murió por envenenamiento al engullir el herbicida que arrojan al río los agricultores, utilizado para matar las malezas en los sembradíos de maíz, y hortalizas.

La etiqueta advierte que el herbicida es tóxico para peces y crustáceos. No contamine ríos, lagos con este producto, pero la ignorancia provoca que lo usen y cuando llueve llegue al arroyo.

 

 

Fuente: noreste.net