A la prima de Karime, Lucía Letayf Barroso le niegan dos amparos, ¡comienza a oler a Pacho!

- en Carrusel, Estado

A mediados del siglo XIX en Sicilia, Italia, surge la Cosa Nostra, así se le conocía a la organización de la mafia de origen siciliano en los Estados Unidos, donde cada barrio, ciudad o hasta estado era dirigido por una “familia”. El mandamás de esta familia era llamado el capo, quien era el que daba las ideas para robar. En Veracruz, el capo principal fue el Tío Fide, este personaje, al dejar “el pinche poder”, se lo hereda a Javier Duarte; éste a su vez comparte el poder con su familia, su esposa Karime, quien fue la verdadera mano que mecía la cuna; a su vez delega responsabilidades a su propia familia, incluyendo a Lucía Letayf Barroso, su prima.

Pues Lucía Letayf, al ver que las evidencias presentadas por la Fiscalía General del Estado (FGE), ha promovido dos amparos en contra de su posible detención por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fiscalía General del Estado (FGE), los cuales le fueron negados.

Malas noticias, para una exfuncionaria de Finanzas que se caracterizó por el despilfarro y su soberbia al tratar a los demás. Hoy el destino ha alcanzado a varios prestanombres de la Cosa Nostra Jarocha que comandó el capo de los 50 mil millones. Y lo peor, el brazo de la justicia se acerca a la familia del capo, quien se limita de comer para buscar la atención de la familia mayor, sí, le atinó usted, la que se encuentra alojada en Los Pinos.