EL ESPACIO DE ATENEA

- en Carrusel, Columnas

Presencia Noticias | Esperanza Arias Rodríguez

Saúl Reyes Rodríguez y la prepotencia

Es curioso cómo cambian los personajes políticos al ser uno su comportamiento cuando son candidatos y otro cuando ya se sienten seguros como representantes populares, tal es el caso del alcalde electo de Texistepec ( que ganó por la coalición PAN-PRD), al cual ya no se le puede entrevistar porque contesta con exabruptos, descalifica los cuestionamientos y poco falta para que insulte al reportero, claro, no lo hace con todos, sólo con aquellos que le son incómodos, mala señal esa, pues envía el negativo mensaje de que su gobierno será intolerante a la crítica, así sea menor, lástima, no le ha servido su experiencia como funcionario en anteriores ocasiones, es decir, ya fue presidente municipal y experimentó la temporalidad del poder, ahora dura cuatro años, y se acaba más pronto de lo imaginado; posteriormente, si se hace una mala gestión, viene el olvido, por supuesto, ahorita está anticipando las mieles del poder, la riqueza que conlleva y eso acaso lo impulse a actuar como político de pueblo reacio a la crítica y vengativo cuando tiene la oportunidad.

Desapariciones forzadas

El tema de las desapariciones forzadas, que va de la mano con las fosas clandestinas esparcidas a lo largo y ancho del territorio nacional, es además de grave, una realidad para la cual urge una solución, por ese motivo este 30 de agosto, en el Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, el “Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México”, convoca a un acto en la capital de la República, para honrar a las miles de víctimas de desaparición en México y para exigir que la Cámara de Diputados apruebe cuanto antes la Ley General de Desaparición Forzada y por Particulares.

Hoy en día se carece de una política de Estado frente a las desapariciones de personas. El gobierno no dispone de mecanismos eficaces de búsqueda e investigación adecuados a la magnitud del problema. Son miles las familias en el país que buscan a sus seres queridos sin que haya una respuesta eficaz por parte del gobierno federal, y en Veracruz, del estatal, no en vano, el padre José Alejandro Solalinde Guerra puso nuevamente el dedo en la llaga al afirmar que hay fosas clandestinas en el sur de Veracruz, durante su breve estadía en Acayucan, el sábado, para inaugurar el albergue para refugiados “Hermanos en el Camino”.

Solalinde Guerra, un personaje muy bien informado y cuyas declaraciones y denuncias contra los abusos ejercidos no sólo sobre los migrantes sino sobre personas desaparecidas y que pueden ser víctimas de tráfico de órganos, cimbran

al gobierno, y suelen darle la razón con el tiempo acerca de sus aseveraciones y en ese rango entra el tema de las fosas clandestinas que denunció existen en Jesús Carranza, San Juan Evangelista y Sayula de Alemán. Ciertamente, las víctimas son migrantes pero hay miles de connacionales desaparecidos en territorio nacional, hasta el mes de abril de 2017, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas reportó la cifra de 30 mil 942 seres humanos cuyo destino se desconoce y que mantiene en un permanente dolor a sus familiares.

El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México aprovechará la fecha del 30 de agosto, para exigir se acelere la aprobación de la Ley General de Desaparición Forzada y Desaparición por Particulares que ayudaría a luchar contra esa terrible y dolorosa situación. La exigencia es que el Senado de la República y el Gobierno federal no pueden seguir postergando legislar una Ley de Desaparecidos verdaderamente eficiente, y menos se puede seguir aplazando la búsqueda de esas miles de personas. Debe ser terrible perder a un familiar y no tener una tumba donde llorarle, vivir con la tortura de ignorar cuál fue su destino, así debe ser el dolor de la madre de Gabriel Manuel Fonseca “Cuco”, el reportero acayuqueño desaparecido en 2011 y cuyo paradero hasta la fecha las autoridades estatales han sido incapaces de determinar, ni de darle el consuelo a una madre de saber en dónde está su hijo, si vive o ha muerto.

El gobierno de Yunes oculta cifras

En Veracruz, en materia de desaparecidos, al parecer al gobierno de Miguel Angel Yunes Linares no le agrada el tema pues se ocultan cifras. Hay indicios de que al mandatario le gusta esconder u ocultar información, tal como sucede con el préstamo solicitado por su administración cuyo monto asciende a 4 mil 300 mdp a pagar en 12 años, y que salió a la luz gracias a una investigación de Jair García para la Jornada Veracruz, porque Yunes Linares no informó nada de ese endeudamiento.

Así sucede con las personas desaparecidas, tal pareciera que únicamente en el duartismo, pues en su administración no hay registro de personas en esa condición en vista de que de nada sirvió la creación del Registro Público de Personas Desaparecidas (Repupedes), ya que ese ente – cuyo nombre da escalofríos ya que pareciera se trata de objetos, muebles de los cuales se lleva un registro y no de seres humanos- no reportan nombres ni estadísticas, únicamente aparecen las 2433 fichas de personas no localizadas durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

Pretenderán el ejecutivo Yunes Linares y el fiscal general Jorge Winckler Ortiz, quien el 19 de enero presentó la Plataforma Repupedes, que ocultando las cifras se acabará el problema?. Hay miles de seres desaparecidos, miles de familias sufriendo y por ineficacia e interés política ni el Presidente Enrique Peña Nieto ni

el gobernador Miguel Angel Yunes Linares, le hacen justicia a las familias y a sus desaparecidos.