No me olvidaré de México: Carstens

- en Carrusel, Nacional
El presidente Peña Nieto reconoció el trabajo del todavía gobernador del Banxico, quien a partir del 1 de diciembre se incorporará al Banco de Pagos Internacionales como gerente general.

No me olvido de México y continuaré sirviendo a este gran país, dijo Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), luego de un homenaje que le rindieron durante el III Foro Internacional de Inclusión Financiera.

Este jueves, el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, reconocieron el trabajo de Carstens, quien a partir del 1 de diciembre próximo se incorporará al Banco de Pagos Internacionales (BIS) como gerente general.

El secretario de Hacienda destacó sus esfuerzos por mejorar la inclusión financiera en el país, por lo que el foro era un buen momento para reconocer su trayectoria.

“No lo estamos despidiendo. No estamos cantando todavía las golondrinas. Pero a unas semanas de que lo empecemos a hacer, sentíamos que era un buen momento para reconocer el papel que ha jugado en el sector financiero público. Lo ha jugado en el Banco de México y en la Secretaría de Hacienda, cuando nos representó en organismos internacionales y en cada uno de los actos de la inclusión financiera fue actor relevante”, dijo Meade.

Peña Nieto dijo que Carstens ha contribuido a que México tenga una situación distinta a la de hace 25 años. “Hoy México tiene reconocimiento en los mercados financieros, mayor solvencia y manejo responsable de las finanzas públicas”.

Como parte del reconocimiento a la trayectoria de Carstens, se emitió un timbre postal y se proyectó un video en el que ex secretarios de Hacienda y ex gobernadores del Banxico le desearon suerte.

 

Miguel Mancera Aguayo, gobernador del Banco de México de 1994 a 1997, pidió a Carstens no olvidarse de México.

Al tomar la palabra, Carstens destacó el mejoramiento de la coordinación entre el gobierno federal y el banco central e hizo un reconocimiento al poder Ejecutivo por respetar la autonomía del organismo.

Recordó que “en 1994 el gobierno mexicano no tenía capacidad de pedir prestado por más de un mes a tasas no inferiores a 100 por ciento, hoy el gobierno federal tiene la capacidad de pedir prestado a 30 años, en los mercados internacionales, a tasas entre 7 y 8 por ciento. Esa comparación habla de cómo ha mejorado el país desde un punto de vista macroeconómico”.

Antes de despedirse, Carstens respondió a la petición de Mancera Aguayo, quien, dijo, fue una de las personas de las que más aprendió, además del también ex banquero central Guillermo Ortiz.

 

“Estoy muy emocionado, muy agradecido. Como decía don Miguel Mancera -siempre me da instrucciones y yo lo tomo como una instrucción- ¡no olvidarme de México! Continuaré sirviendo a este gran país desde Basilea”, concluyó.

 

 

Fuente: Milenio.