Renuncia a la eutanasia luego de recibir un abrazo del Papa Francisco

- en El Mundo

Consuela Córdoba, quien fue herida gravemente con ácido a los 17 años por su expareja sentimental, renunció a practicarse la eutanasia luego de que conoció al Papa Francisco y la hizo cambiar de parecer durante su visita a Colombia.

La mujer ya había acordado con sus médicos aplicarse la eutanasia después de recibir más de 87 operaciones para la reconstrucción de su rostro.

No obstante, durante la visita de cinco días del papa Francisco en Colombia, Consuela asistió con él para pedirle la aprobación de su muerte pero él se negó diciendo: “Eres muy valiente y muy hermosa”, y la abrazó fuertemente y luego de esto, la mujer decidió no terminar con su vida y seguir luchando.

 

 

Fuente: MiMorelia