Abogado logra desechar el 80 % de las pruebas en contra de Bermúdez en audiencia de apelación

- en Carrusel, Estado

En una audiencia de apelación ante la Tercera Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, Arturo Bermúdez Zurita, acusado de tráfico de influencias y abuso de autoridad, logró que fueran desechadas 80% de las pruebas en su contra que entregó la Fiscalía General del estado (FGE).

Rodolfo de la Guardia, abogado defensor del exjefe de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en la entidad, dijo que se trata del primer paso sólido para avanzar en la liberación de su cliente, quien enfrenta cargos por enriquecimiento ilícito al no poder explicar una fortuna superior a los 80 millones de pesos.

Entrevistado en la explanada del edificio C del Poder Judicial del Estado, De la Guardia aseguró que hasta el día de hoy Bermúdez –en prisión preventiva– no ha sido requerido por la justicia federal (por desvío de recursos, ni por desaparición forzada), pese a que tiene denuncias interpuestas en la Procuraduría General de la República (PGR) y es señalado por la Auditoria Superior de la Federación.

En la audiencia de este martes, en la que cuerpos de seguridad del Poder Judicial del Estado y de la Dirección General de Readaptación Social impidieron la labor de la prensa, la Sala Tercera Penal admitió pruebas de la defensa de Bermúdez que servirán para la etapa de juicio.

“Son alegatos aclaratorios, son algunas pruebas de naturaleza documental para establecer la inexistencia de tráfico de influencias y abuso de autoridad. La Sala Tercera tuvo a bien determinar que la defensa tenía la técnica litigación, por lo que admitió todos los medios de prueba para demostrar un criterio contrario al que tenía la Fiscalía”, señaló el abogado defensor de “Capitán Tormenta”.

Dijo que confían en “revertir” los señalamientos en contra de Arturo Bermúdez, porque de la carpeta de investigación FGE/FIM//CI/068/2017/XI han logrado echar para atrás varias pruebas y testimoniales.

“Vamos a apelar diversas decisiones de lo que se determinó. Entiendo que la Fiscalía también hará lo propio, y nosotros trabajaremos por la vía del amparo. Vamos a llegar a un juicio con una depuración de hechos y una depuración de pruebas”, expuso.

Arturo Bermúdez, hombre muy cercano al exgobernador priista Javier Duarte, ha sido señalado por el actual gobernador Miguel Ángel Yunes de enriquecerse de manera ilícita con la adquisición de contratos para sus empresas de seguridad privada y hoteleras, y de tours orientados al turismo.

A decir de Yunes Linares, entre los prestanombres de Bermúdez están la hermana, esposa y otros familiares, quienes cobraban facturas para las empresas propiedad del exjefe policíaco.

“Estas empresas se encuentran en la lista de acreedores que la Secretaría de Finanzas y Planeación envió a la Comisión de Vigilancia del Congreso del estado, la cual viene firmada por el secretario de Finanzas, el tesorero, el secretario de Egresos y los responsables del área administrativa de las dependencias”, ha dicho Yunes Linares.

La evolución patrimonial del extitular de la SSP le reportó ingresos por un total de ocho millones 229 mil pesos en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, según reportó la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

Sin embargo, en el mismo periodo “Capitán Tormenta” adquirió bienes inmuebles por 42 millones 737 mil pesos, con valor comercial de 86 millones 773 mil pesos. Ello fue fundamental para que se liberara la orden de aprehensión en su contra derivada de la causa penal 13/2017, que tiene a Bermúdez en la cárcel desde principios de año.

Apro tuvo acceso a la carpeta de investigación en la que Bermúdez Zurita fue sujeto a un dictamen de evaluación patrimonial emitido por el perito Luis Miguel Olvera y en el que destaca que el funcionario priista “incrementó” sus bienes comerciales por 64 millones 733 mil pesos, lo cual es discordante con los ocho millones 229 mil pesos de pagos de nómina que tuvo en el sexenio, y con su percepción anual de 2011 –primer año del anterior sexenio–, cuando percibió 498 mil 241 pesos.

Al calce del escrito se lee: “No acreditó la procedencia de dichos recursos” y “se evidencia la probabilidad de que hayan sido detenidos del erario”.

Del oficio número 406 del Poder Judicial del Estado y del FGE/FESP/043/2017-XII-1, donde se acuerda la orden de aprehensión en contra de Arturo Bermúdez, se desprende que su declaración patrimonial sólo incluye los bienes inmuebles adscritos a su persona y no los del resto de sus familiares, cuyas propiedades abarcan hoteles en Veracruz y la Riviera Maya, así como operadoras de viajes turísticos.
Otra observación relevante en la carpeta de investigación 236/2016 precisa que al término de 2012 Arturo Bermúdez registró adquisiciones de bienes inmuebles por 17 millones 496 mil pesos, con un valor comercial de 20 millones 689 mil pesos, mientras que en 2013, 2014 y 2015 su declaración patrimonial no registro cambio alguno, pero en 2016 (con corte a agosto) la fortuna del exjefe policiaco ascendió a 42 millones 737 mil pesos en bienes inmuebles con un valor comercial de 64 millones 733 mil pesos.

Entre los bienes de Bermúdez destacan propiedades en Texas, Estados Unidos, así como casas en esta capital, la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río y la Ciudad de México, además del hotel Artisan en la Riviera Maya y uno más del mismo nombre en el municipio de Chachalacas, en el balneario turístico conocido como “Chachalacas”.

Hoy Bermúdez Zurita ingresó a su audiencia de apelación bajo un fuerte dispositivo de seguridad para el que se utilizaron diez patrullas de la SSP y una veintena de custodios.

El exjefe policiaco de Duarte utilizó una carpeta en color verde para cubrirse el rostro, y aunque en todo momento estuvo esposado, en el pasillo de los juzgados de Veracruz los policías estatales lo dejaron suelto para que por su propio pie, trotando, subiera a la camioneta de reos, por los uniformados como “la perrera”, por su enrejado cuadrado y en colores azules y blancos.

 

 

Fuente: Plumas Libres.