Las consecuencias de los sismos podrían alcanzar a Los Pinos

- en Carrusel, Nacional

Los mexicanos de clase media saben que hacerse de sus cosas no es tarea fácil. Muchos se compran sus muebles a crédito y a mensualidades muy largas. Ahora imagínese comprar un departamento o una casa. No es exageración decir que se compran con los ahorros de toda una vida. Ahora imagines perder todo su patrimonio en unos cuantos minutos.

Con los sismos del 7 y 19 de septiembre, muchos mexicanos de varios estados sólo se quedaron con lo que llevaban puesto. La ayuda solidaria que se les dio en los primeros días ya casi ha cesado. Muchos están comenzando a vivir su triste despertar, sólo esperan que en verdad el Gobierno Federal cumpla con su promesa de ayudarles a construir sus casas. Sin embargo, el Gobierno de Enrique Peña Nieto se ha avisto acartonado e inoperante.

Es más, en una de sus frecuentes ocurrencias, el presidente de la República les sugirió a los damnificados que hicieran tandas entre ellos para ir solventando los gastos. Lo cierto es que pronto aparecerán los brotes de inconformidad en los estados más afectados. Los damnificados, al ver que sólo es puro discurso la ayuda ofrecida, buscarán desquitar su frustración votando en contra del partido del presidente.

Esa situación, tenga por seguro, que ya fue analizada por los cerebros electorales del PRI, y si el Gobierno Federal no cumple con los damnificados, los estragos del sismo alcanzarán a la misma residencia oficial de Los Pinos.

 

 

Fuente: Libertad Bajo Palabra.