Estuvo expuesta muchos años a sustancias tóxicas y ahora no puede salir a la calle

- en Carrusel, Estado

Verenisse Ramos Sánchez, de 34 años de edad,  trabajó durante 5 años en laboratorios de la empresa Oriente Minero y Grupo For World donde estuvo mucho tiempo expuesta a inhalaciones de ácido clorhídrico y sustancias tóxicas que le desencadenó Hipertrofia de Cornetes que es una alergia severa y crónica a cinco tipos de alérgenos.

De acuerdo al diagnóstico del médico,  la enfermedad fue desencadenada por las actividades que realizaba en su trabajo aunque señala que ya estaba predispuesta.

Expuso que la empresa donde desempeñó trabajos de análisis de porcentaje de fierro total (cálculo de hierro) para su control de calidad es una empresa que ya no está vigente en el país ya que era una empresa internacional y ya cerró en México por lo que es imposible solicitar que cubran los gastos de su tratamiento, ella salió de la empresa en 2014 con la liquidación por ley y fue hasta 2016 cuando le fue detectada su enfermedad.

Por lo que en la actualidad, expone que debido a las alergias no puede respirar bien, comer bien y salir a la calle libremente ya que no puede estar expuesta al polvo, ácaros, cucarachas, moho de la humedad e incluso al salitre.

La veracruzana señala que el tratamiento que requiere para poder vivir y mejorar su salud consta de un tratamiento de vacunas que debido a que ha quedado imposibilitada para realizar actividades no puede costear.

Detalló que el problema de raíz son las alergias por lo que requiere llevar un tratamiento por 2 años que tiene un alto costo que consta en vacunas semanalmente de entre 800 y 2 mil pesos por lo que no tiene recursos para cubrir su tratamiento.

“Me desespero inclusive yo no puedo llorar porque si lloro me ahogo y me pongo mal entonces tengo que soportar todas las cosas porque al llorar se me tapan la nariz”, narró.

Narró que llegó al punto que permanece en cama y es su esposo quien realiza todas las actividades en su casa.

Comentó que requiere una cirugía pero primero requiere un tratamiento para pasar a ese paso.

Agregó que debido a que ella dejó de trabajar en 2014 y sus problemas de salud empezaron en 2016 no pudo recurrir a la solicitar apoyo a la empresa en la que laboró por muchos años.

Ramos Sánchez comentó que el costo de su tratamiento es alto debido a que tiene que viajar a Guadalajara en donde lleva el tratamiento de inmunoterapia específica y un programa de vacunas que se tiene que aplicar de manera semanal en el lugar donde reside.

Pide apoyo a la población y a las autoridades para poder costear su tratamiento y mejorar su salud.

Dijo que la gente puede comunicarse a su número celular 045 314 108 99 36 y su número de cuenta es 01751324397150 del Banco Azteca.

Actualmente vive en Colima pero señala que es originaria de José Azueta, municipio de Veracruz.

En la nota se adjuntan los papeles que proporciona a XEU que avalan el tratamiento que sigue para poder mejorar su salud.

 

 

Fuente: XEU.