EL ESPACIO DE ATENEA

- en Carrusel, Columnas

Por: Esperanza Arias Rodríguez.

Abel Vázquez González y el bienestar de San Juan Evangelista

Hace unos días acudimos  al foro “Un gobierno exitoso” realizado por “Chiqui Yunes, el cual realizó, “invitado” por alcaldes electos de 14 municipios de la región. Allí hizo mención el aspirante a la gubernatura del estado, de las acciones que implementó para que la población de Boca del Río sea feliz.

¿Por qué hacemos mención de “Chiqui Yunes”?, por la simple razón que si volteamos a ver aquí cerca, el presidente municipal de San Juan Evangelista, Abel Vázquez González, ha realizado más acciones de bienestar social en casi cuatro años de gobierno que lo que Miguel Angel Yunes Márquez en dos administraciones municipales.

Por qué lo decimos? En su discurso “Chiqui YUnes” presumió que en su administración dio paquetes de útiles escolars, uniformes y becas a algunos niños de su municipio que destacaron por us calificaciones y pobreza. En San Juan Evangelista su alcalde entregó más de 7 mil pupitres a escuelas para que los alumnos desde el preescolar hasta el bachillerato estén bien sentados.

En materia de salud el alcalde boqueño dijo que se creó un programa para la atención de los habitantes de Boca en consultorios particulares y con medicinas a bajo costo ya que como gobierno no podía instalar clínicas ni comprar equipó médico.

Aquí habría que preguntarle a Abel Vázquez cómo le hizo para adquirir un Mastógrafo, un Colposcopio y un Ultrasonido de última generación para su municipio, equipo que está instalado en una unidad móvil y con el cual ha recorrido 28 municipios del estado dando atención médica y medicinas gratuitas.

A esto se podrían sumar las 3 ambulancias adquiridas en esta administración municipal y las 2 Casas de Salud rehabilitadas en 2 comunidades  estratégicas para brindar atención  al municipio, que incluyendo al DIF municipal que  da atención  las 24 horas, suman más de 300 mil servicios en lo que va de su administración.

Yunes Márquez platicó que en su administración se han hecho 800 pisos firmes para las familias pobres de Boca del Río, en el caso de San Juan Evangelista  han hecho más de 100 casas y cientos de pisos firmes para las familias vulnerables de esa demarcación.

Tan solo tocando brevemente esos temas vemos que Abel Vázquez González ha sabido administrar mucho mejor un municipio con muchas menos participaciones gubernamentales que Boca del Río, luego entonces partiendo de esa premisa, tendría el alcalde sanjuaneño que recorrer  el estado mostrando cómo hizo en tan sólo 4 años de San Juan Evangelista un municipio modelo.

Con estas acciones en su administración municipal Abel Vázquez podría buscar no sólo  una diputación local, sino que también la diputación federal o inclusive la gubernatura como está haciendo “Chiqui Yunes”.

Lo cierto es que Abel Vázquez no ha hablado de aspiraciones políticas, el munícipe se ha centrado en continuar con el buen rumbo, lo que sí percibimos es que tiene mayor calidad moral que cualquiera que se apellide Vázquez Saut o lleve otro apellido para ocupar otro puesto, esto si consideráramos quién tiene más fuerza moral ante los habitantes del distrito, de acuerdo al discurso, los actores nuevos y viejos del panismo y perredismo actual.

Los latrocinios de la SEFIPLAN

Me platicaba una amiga su lamentable historia  vinculada ésta con el saqueo descarado durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, de las aportaciones de los trabajadores del estado que cotizaban a través del IPE, o que adquirían créditos bancarios, hipotecarios, y otros, y  aun cuando pagaban pues se les descontaba directamente a la nómina, la SEFIPLAN a su vez no cubría los pagos a los acreedores, formándose así una abultada cartera vencida para empleados al servicio del estado, pero no sólo eso, también había un seguro institucional para las viudas de aquellos trabajadores que fallecían , tal es el caso de mi amiga, quien desesperada me narró que hace 5 años de la muerte de su esposo, maestro de profesión y aún no puede cobrar el seguro. Dice que no es único su caso, hay miles de personas en idéntica situación, y pese a que la SEFIPLAN ,les reconoció el adeudo, no les dio fecha para cubrirlo, es decir, les dijo: “debo, no niego, pago, no tengo”; y así, ella y cientos de personas van periódicamente a la capital del estado en donde no hay un solo funcionario, ni siquiera menor de la dependencia que los atienda, es decir, del módulo de atención no pasan, y la respuesta es la misma: no está el superior y no se sabe cuándo pagarán.

Ella siente un gran disgusto pues comprueba que con el gobierno estatal en manos de Miguel Angel Yunes Linares las cosas no han cambiado, ni siquiera en el trato, porque es imposible ver a los funcionarios de primer nivel de la SEFIPLAN quienes parecieran seres de otro planeta fuera del alcance del humilde trabajador veracruzano cuya esperanza de cobrar el seguro institucional se ve cada día más lejana.

La feria de San Martín

Sin duda la peor feria patronal de los últimos cuatro años es la de este 2017, ya que se ha corrido la voz entre los ciudadanos de lo pésimo de la organización, la pobreza de la cartelera artística, el desprecio a los eventos culturales, en fin, un compendio de desatinos que dejan muy mal parado al presidente municipal de Acayucan, Marco Antonio Martínez Amador, quien parece perdió el brío e interés de los primeros dos años, cuando había calidad y cuidado en los detalles, y es raro, porque si la primera autoridad tiene afanes políticos como el de ser candidato a diputado federal, mínimo tendría que esmerarse en darle a la ciudadanía un espectáculo de buen nivel, así fuera por el interés en los votos. Algo raro pasa con el alcalde.