Consumir ácido fólico previene males congénitos: IMSS

- en Tecnociencia

Los defectos de nacimiento más frecuentes son los que se producen en el tubo neural (DTN), tales como la anencefalia, encefalocele y el meningocele, además de espina bífida y labio con paladar hendido, aseguraron médicos del IMSS.

No obstante, el consumo de ácido fólico previene hasta en 70 por ciento de los defectos de tubo neural, advirtió Ramón Rojo López, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 39 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tecate.

En este sentido, el médico señaló que los defectos al nacimiento son padecimientos que en algún momento representarán un problema de salud importante por ser una de las principales causas de morbilidad y mortalidad perinatal e infantil.

Rojo López explicó que el ácido fólico al igual que la vitamina B12 es un compuesto esencial en la prevención de estos padecimientos, además de ciertos tipos de anemia, ya que es un compuesto considerado también como vitamina B9, B10 y B11.

Las principales fuentes de ácido fólico son los vegetales de hojas verdes, frutas y jugos cítricos; pan de trigo integral y levadura de cerveza, dijo.

Aseveró que aunque por concentrar bajos niveles, es recomendable solicitarlo como complemento alimenticio en tabletas en las áreas de medicina preventiva.

Indicó que como medida protectora, toda mujer en edad reproductiva debe consumir 400 mcg (0.4mg) de ácido fólico, especialmente durante la etapa periconcepcional, es decir; tres meses previos al embarazo y durante los tres primeros meses del mismo.

De manera terapéutica, aquellas con hijos con alteraciones del tubo neural deben consumir mínimo 4mg al día, durante los mismos períodos.

Rojo López señaló que para el Instituto es de vital importancia la constante realización de campañas de educación para la salud, así como la dotación suficiente de las dosis necesarias de ácido fólico a embarazadas y a aquellas que tienen planes próximos de procrear.

Exhortó a mujeres en edad fértil, entre 20 y 45 años, a estar conscientes sobre los factores de riesgo y procesos que pueden alterar el curso del embarazo, de la misma manera estar vigilantes y evitar el contacto con agentes dañinos para su gestación.

El especialista del IMSS señaló que para mayor información, las interesadas pueden acudir a su Unidad de Medicina Familiar para llevar un adecuado control prenatal e identificar oportunamente cualquier anormalidad.

Comúnmente, agregó, la mujer acude a revisión después del primer trimestre del embarazo y en muchas ocasiones hasta el momento del parto, lo que puede significar un severo riesgo al perder atención oportuna.

 

 

Fuente Notimex