A Tarek le van a quitar 500 millones y seguirá siendo rico; 10 años de trabajo lo hicieron multimillonario

- en Carrusel, Estado

Tarek Abdalá estuvo sólo cinco años como funcionario público en el gobierno de Javier Duarte, dos como director administrativo del DIF y tres como Tesorero en la Secretaría de Finanzas. Antes, desde los 26 años fue director financiero de Sheba Construcciones, empresa cuyo propietario era su padre, Hissan Abdalá, muy ligado a Fidel Herrera, la cual dejó inconclusas muchas obras que no importó a ninguna Contraloría exigir que se terminaran. Se podría decir que Abdalá ha estado trabajando desde los 26 y hasta sus actuales 36 años.

10 años en que el señor ha sudado la gota gorda en sus empleos, 10 años que le han bastado para acumular una enorme fortuna, tanta que el Gobierno Federal, vía el SAT, le embargará 500 millones de pesos y Tarek no dejará de ser multimillonario. Cabe señalar que hace justo un año, en enero de 2017, el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, solicitó ante la Cámara de Diputados el inicio del proceso de desafuero de Tarek Abdalá, señalándolo como responsable por un presunto desvío de recursos de 23 mil 150 millones de pesos.

Los miembros de su partido el PRI lo protegieron y no han permitido el desafuero. Pero Tarek no será diputado eterno, y cuando salga, esperamos que, así como ya ha sido inhabilitado para ejercer cargos públicos por 10 años, al ser encontrado responsable de desfalco, así también la ley lo persiga para que, al menos con cárcel, resarza un poco el daño que hizo al patrimonio de los veracruzanos.

 

 

Fuente: Libertad Bajo Palabra.