“Su cabeza está en venta”: la amenaza narco a la fiscal general de Paraguay

- en El Mundo
- El Gobierno difunde un vídeo grabado por presuntos miembros de la organización brasileña Comando Vermelho.

El ministerio del Interior de Paraguay ha entregado a la prensa la amenaza grabada de supuestos miembros de la organización criminal brasileña Comando Vermelho contra la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez. Según las autoridades, el comando buscaba liberar a uno de sus presuntos líderes, Marcelo Pinheiro Veiga, encarcelado en Asunción y en proceso de extradición hacia Brasil.

El vídeo muestra a cinco hombres armados con fusiles automáticos y encapuchados. Hablan en portugués, mientras uno de ellos muestra una foto de la fiscal Quiñónez. Los hombres le dicen a la mujer que “su cabeza está en venta” y le aseguran que si ellos no completan su misión, otro equipo lo hará. El mensaje dura 40 segundos y cierra con los delincuentes cargando sus fusiles y apuntando a cámara. Tres de los protagonistas del vídeo ya están muertos. Fueron abatidos en un tiroteo por las fuerzas de seguridad paraguayas a finales de octubre, según contó el Gobierno.

El ministro del Interior y y la fiscal general de cualquier país deben dormir poco. Pero en Paraguay, el sueño del ministro Ernesto Villamayor y de la fiscal Sandra Quiñónez debe ser especialmente interrumpido por pesadillas con voces en jerga de portugués brasileño. Sobre todo desde que Marcelo Pinheiro Veiga, más conocido como Marcelo Piloto, está encarcelado en Asunción tras ser detenido el 13 de diciembre del año pasado en Encarnación —en el extremo sur del país sudamericano— en un operativo internacional en el que también participaron Brasil y Estados Unidos.

Veiga está sospechado de ser el líder del Comando Vermelho que, junto al Primer Comando da Cidade (PCC), es una de las bandas criminales más grandes de Brasil. Sus cómplices intentaron rescatarlo dos veces. En el último caso, planeaban derribar con explosivos los muros de la cárcel de máxima seguridad donde está preso, en las afueras Asunción. En el operativo que terminó con los delincuentes muertos en Presidente Franco, una ciudad fronteriza con Brasil, la policía encontró un automóvil cargado con 83 kilos de dinamita en gel, además de un arsenal.

Tras la difusión del vídeo, Villamayor se reunió con la fiscal y anunció que el plan para liberar a Veiga “está abortado”. Aseguró además que la difusión de la amenaza les sirvió para encontrar la vivienda de Presidente Franco y que ahora entregaron el material a la prensa para alertar de la situación.

Frontera caliente

Las bandas brasileñas han llevado sus negocios ilegales y disputas con otros grupos más allá del gigante sudamericano: a los límites con Argentina y Paraguay, en la conocida por eso como Triple Frontera y hasta la misma Asunción. Según las autoridades brasileñas, el Comando Vermelho controla parte del tráfico de armas y drogas en la región desde cárceles de Río de Janeiro y desde favelas de São Paulo.

Sandra Quiñónez habló también en una rueda de prensa acompañada de su equipo: “Esta Fiscalía General no retrocederá ni medio paso en la convicción de hacer frente al crimen organizado, a la corrupción y a la impunidad”. Quiñónez aclaró que conoció la amenaza a través del Ministerio del Interior y que desde entonces reforzaron su seguridad y la de otras unidades también amenazadas.

Paraguay es el principal productor de marihuana de la región. El 80% de la producción tiene como destino el mercado brasileño y son organizaciones locales las que controlan el negocio, según las autoridades antidroga. La Triple Frontera es además la zona de paso habitual de la pasta base de coca boliviana y precursores químicos que se trasladan hasta laboratorios cercanos a puertos para convertirla en cocaína que luego se envía a África y Europa.

El Gobierno paraguayo difundió el vídeo después que Veiga ofreciera una insólita rueda de prensa en una sala de la prisión de alta seguridad acompañado de su abogado y rodeado de periodistas. Él mismo se reconoce como narco y comerciante de armas, pero asegura que no es “terrorista” ni jefe de ningún grupo.

“No es novedad para nadie que yo vendí armas, drogas… Pero querer llamarme terrorista, es algo que es totalmente mentira. Y me quieren colocar como un poderoso jefe que no existe”, dijo Veigaen su intervención televisada. “Este es el país de la corrupción”, agregó antes de negar su relación con los intentos por sacarle de prisión.

 

Fuente: ElPaís.

 

SIGUENOS EN TODAS NUESTRAS REDES SOCIALES:

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/presencianoticias