Trump recrudece sus amenazas a la caravana de migrantes

- en El Mundo
- Quienes no puedan demostrar un “miedo razonable” a ser perseguidos en México no podrán entrar en EE UU, según 'The Washington Post'.

Donald Trump vuelve a recrudecer su mensaje hacia la caravana de migrantes centroamericanos que se encuentran, después una marcha de más de 4.000 kilómetros, a las puertas de Estados Unidos, donde se disponen a pedir asilo. Los centroamericanos que lleguen a los puntos fronterizos del país norteamericano solicitando asilo deberán esperar en México mientras las autoridades del país procesan su solicitud, según las nuevas medidas que planea poner en marcha el presidente, de acuerdo con una información publicada por The Washington Post. Aquellos que no puedan demostrar un “miedo razonable” de ser perseguidos en México no podrán entrar en EE UU, según los documentos internos del Departamento de Seguridad Nacional obtenidos por el diario estadounidense.

Las medidas suponen un cambio drástico respecto a la situación actual, en la que los migrantes que alegan un miedo razonable a regresar a su país pueden permanecer en EE UU hasta que un juez decida sobre su petición de asilo.

La presencia de los migrantes de la caravana en Tijuana, a las puertas de EE UU, sigue enervando al presidente republicano, que en los últimos días ha sufrido un importante revés en el asunto, con la congelación, por parte de un magistrado federal de una directiva que prohibía pedir asilo a los inmigrantes que entren ilegalmente a EE UU y que consideró ilegal.

Algunos altos cargos del Departamento de Seguridad Nacional, según el Post, han expresado sus reticencias a la implementación de las medidas planeadas por Trump, al considerar que pueden resultar contraproducentes en un momento en que hay importantes negociaciones en marcha con México, como el tratado comercial que remplazaría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), que une a EE UU, México y Canadá, el T-MEC. Aun así, según las fuentes citadas por el Post, las nuevas normas podrían entrar en vigor este mismo viernes. Pero Kartie Waldman, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, aseguró el miércoles en un comunicado que no existen planes inmediatos para implementar estas nuevas medidas.

“El presidente ha dejado claro que todas y cada una de las opciones están encima de la mesa para proteger a nuestra nación y manejar el flujo de inmigrantes ilegales en nuestras fronteras”, dice el comunicado. “Seguridad Nacional no va a poner en marcha ese nuevo programa esta semana. Informar sobre políticas que no existen crea incertidumbre y confusión en nuestras fronteras y tiene un impacto real negativo”.

Pero la cruzada no cesa. El presidente advirtió a los periodistas ayer, en Palm Beach (Florida), durante la festividad de Acción de Gracias, que podría haber un cierre del Gobierno en Estados Unidos el próximo mes si el Congreso se resiste a aprobar la financiación para el muro que Trump quiere levantar en la frontera con México. “¿Puede haber un cierre? Sí lo puede haber, y sería por la seguridad en la frontera, de la que forma parte el muro”, dijo el presidente.

El mes que viene expira el plazo que tiene el Congreso para aprobar la financiación de ciertas partes del Gobierno federal. Los demócratas, que el pasado 6 de noviembre ganaron el control de la Cámara Baja, se han mostrado poco dispuestos a aprobar las demandas de gasto del presidente respecto a la construcción del muro, una de sus promesas estrella durante su campaña presidencial de 2016. En las pasadas legislativas, el presidente quiso colocar la alarma sobre la inmigración en el centro de la campaña para movilizar a sus bases, pero no logró impedir que los republicanos perdieran el control de la Cámara de Representantes, aunque sí mantuvieron el del Senado.

Trump ha dado también su autorización al Ejército para usar la fuerza letal en la frontera con México. “Si tienen que hacerlo utilizarán la fuerza letal, he dado la autorización aunque espero que no tengan que hacerlo”, dijo el presidente, que también amenazó con cerrar toda la frontera con México durante un periodo de tiempo si se llega a un punto en que EE UU “pierde el control”. “Eso quiere decir que México no podrá vender sus coches”, cerró el republicano.

 

Fuente: ElPaís.

 

SIGUENOS EN TODAS NUESTRAS REDES SOCIALES:

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/presencianoticias