Un muerto gana elecciones en pequeño pueblo de Ecuador

- en El Mundo
- Juan Gonzabay estaba postulado para presidir la Junta Parroquial del pueblo pero murió victima de una falla en el corazón, su partido no notificó a tiempo a las autoridades de la muerte del candidato.

En un pequeño poblado de la provincia de Guayas, Ecuador, el candidato Juan Gonzabay ganó unas elecciones realizadas el pasado domingo para presidir la Junta Parroquial de la población de Progreso, pero el tema se ha vuelto polémico debido a que el postulante murió a mediados de enero.

Cuando el martes se había escrutado el 100% de los votos de esa población, los resultados favorecieron a ese postulante, de 59 años quien murió a causa de un paro cardiaco, pero su agrupación política no lo notificó a tiempo a las autoridades electorales.

De acuerdo con los resultados, Gonzabay, del partido de derecho Social Cristiano-Madera de Guerrero, se acreditó el 23.44% de los sufragios y con ello la elección.

Los ecuatorianos acudieron el domingo a las urnas para renovar alcaldes, prefectos (gobernadores) y otras dignidades seccionales de poblaciones menores.

La elección del fallecido ha abierto un debate en la delegación electoral de Guayas, donde se analiza si debe asumir el cargo el suplente del candidato o el segundo más votado.

La ley establece que si un candidato fallece antes de la elección, el partido que lo auspicia puede escoger a un reemplazante, pero no precisa el curso de acción ante este caso.

 

Fuente: Excélsior.