Incontinencia nocturna, síntoma de origen multifactorial

- en Sociedad

Especialistas afirman que no está claro el origen de la incontinencia pero se asocia como síntoma de enfermedades, principalmente de aquellas de origen renal, o incluso debido al efecto de algunos medicamentos, de acuerdo con el Manual Práctico de la Incontinencia, elaborado por la compañía Tena. No obstante, el malestar es el mismo: la necesidad de levantarse a orinar una o dos veces cada noche.

Urólogos de la Sociedad Internacional de Continencia (ICS) clasifican la incontinencia nocturna en dos tipos: la nocturia, definida como la molestia por la cual un individuo se levanta por la noche en repetidas ocasiones para orinar; y la enuresis, que es la descarga de orina involuntaria cuando se está dormido.

La nocturia en mujeres mayores de 65 años se asocia con la menopausia, la hipertensión arterial y una menor capacidad vesical. En hombres suele estar relacionada con una próstata agrandada. En ambos casos los músculos hiperactivos de la vejiga u otras enfermedades subyacentes pueden producir el escape de orina frecuente por las noches, independientemente de la edad y el sexo.

En el caso de la enuresis, la descarga de orina no se puede controlar por lo que se acaba mojando la cama. Según los especialistas consultados por Tena, la nocturia y la enuresis pueden ocasionar otros problemas ya que el sueño se interrumpe, lo cual repercute en el descanso e impacta negativamente en las actividades diarias y, por tanto, en la calidad de vida.

El documento señala que es importante tener claro que la enuresis nocturna no forma parte del proceso natural del envejecimiento ya que las causas pueden estar relacionadas con alguna enfermedad subyacente.

Otra causa puede ser sufrir depresión o tener apnea obstructiva del sueño, lo que puede desencadenar la enuresis nocturna en adultos. “Es importante que la persona que empieza a presentar enuresis visite al médico para realizar un examen completo que revele la causa del problema”, indica.

La Organización Mundial de la Salud señala que se pueden tomar algunas medidas para prevenir la incontinencia nocturna en adultos: beber poco por la tarde, especialmente bebidas alcohólicas y con cafeína ya que tienen un efecto diurético; no fumar; seguir una dieta saludable; vaciar la vejiga frecuentemente durante el día y antes de acostarse, y no llevar una vida sedentaria.

Compañías como Tena han desarrollado una gama protectores anatómicos especializados para la hora de dormir, con el fin de impedir que esos pequeños accidentes interrumpan el sueño. Uno de esos productos es el TENA Nocturno con barreras reforzadas que ofrece un diseño único en el mercado así como más horas de protección y descanso.

Fuente: Milenio

SIGUENOS EN TODAS NUESTRAS REDES SOCIALES:

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/presencianoticias