Si Banxico tiene su tasa de interés en 8.25%, ¿en dónde puedo invertir?

- en Nacional
Una tasa de referencia de 8.25% es “altamente atractiva” para algunos inversionistas, quienes ven una oportunidad para ganar dinero en el corto plazo, según expertos.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión)- La idea de todo inversionista es obtener la mayor cantidad de rendimientos a la hora de poner a trabajar su dinero. Pero ¿cómo hacerlo de la mejor manera y más cuando la tasa de interés de referencia del Banco de México está en 8.25%?

Existen diversos instrumentos en el mercado para obtener ganancias. Los bonos de deuda son instrumentos de bajo riesgo que ofrecen ganancias a corto plazo, mientras que las divisas, las acciones y opciones como las Afores conllevan un mayor riesgo y rinden frutos en el mediano o largo plazo.

Ahora bien, antes de tomar la decisión de dónde invertir, es necesario saber “cuánto tengo de tolerancia al riesgo, cuánto tengo de monto para irlo aumentando y qué liquidez requiero”, explicó Raquela Araujo, directora de la licenciatura de Economía de escuela de gobierno y Economía de la Universidad Panamericana (UP).

¿Cómo aprovechar la tasa de Banxico del 8.25%?

La tarea de Banco de México (Banxico) es mantener la inflación baja y estable. En ese sentido, con una inflación del 4.28%, cuando el objetivo es el 3%, hay quienes ven que la tasa de referencia pueda aumentar en el futuro, expuso Carlos Alberto Jiménez, especialista investigador de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

Una tasa de referencia de 8.25% es “altamente atractiva” para el inversionista “pequeño”, quien debe pensar en los Cetes, el instrumento por excelencia, señaló por su parte Eduardo Saucedo, profesor del departamento de Economía y Finanzas del Tec de Monterrey.

En este panorama –tasa de referencia alta-, “el inversionista se debe de enfocar un poco más en el corto plazo. Aquí es mínima la diferencia, si inviertes a 28 días o a un año, pero, ante este entorno sería un poquito más recomendable cargar tu portafolio a corto plazo”, agregó el especialista integrante de la EGADE Business School.

“Cuando hablamos de Cetes no tenemos riesgo porque son certificados de la tesorería, el pago está garantizado, por eso es que la tasa es mucho menor a la fijada por Banco de México porque el riesgo está casi nulificado”, señaló el investigador de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

En ese sentido, ahora que la tasa de referencia está en 8.25%, “si se le descuenta la inflación, que la pronosticada es alrededor del 4%, tienes un rendimiento real del 4%, lo cual es muy atractivo”, añadió Salcedo.

Contar con un portafolio de inversión

Además de tomar en cuenta si se quiere obtener ganancias en el corto, mediano o largo plazos, la tolerancia al riesgo y la liquidez del inversionista, los especialistas recomiendan armar un portafolio de inversión.

Los portafolios de inversión sirven para diversificar las inversiones y el riesgo, “es decir, minimiza ciertos impactos de corto plazo y asegura rendimientos en el mediano y largo plazo. Para ellos le conviene tener instrumentos con un mayor grado de riesgo”, señaló el investigador de la La Salle.

Si la intención del inversionista es aprovechar este escenario de tasas de referencia por arriba del 8%, Eduardo Saucedo recomendó invertir el 50% o más en instrumentos de corto plazo, un 30% en divisas, un 10% en activos de crowdfunding (financiación colectiva), que tienen rendimientos de hasta el 15%, sin embargo, hay que “estar consciente de que hay algo de riesgo”, y el 10% restante comprar ETFs.

“El ETF es una canasta de valores que va a replicar el comportamiento de varios índices, de varios mercados o de una zona geográfica, donde si cae un mercado en particular, te va a pegar muy poquito”, explicó Saucedo. A mayor tolerancia al riesgo, la recomendación es apostar por los instrumentos de mediano y largo plazo.

Rómpase en caso de crisis

En Estados Unidos se observa que los instrumentos de largo plazo están bajando y los de corto plazo suben. ¿Esto qué significa?

“Para muchos economistas esto puede ser un preludio de una crisis porque la gente, los economistas, están prefiriendo los instrumentos de largo plazo. No importa que tengan un menor valor”, señaló el especialista investigador de la Universidad La Salle.

Previo a una crisis, antes de pensar en invertir y en obtener rendimientos, el primer paso es sanear las finanzas. Antes de una recesión es importante contar con “salud financiera”, es decir, “desaparecer totalmente mis deudas”, recomendó Araujo.

Invertir en bonos o en acciones, ¿qué es mejor?

“Esas deudas, aunque yo invirtiera –en el corto, mediano o largo plazo-, van a acabarse mi capital con el crecimiento de los intereses en las deudas que yo tengo. Entonces es un mal juego”, subrayó.

“En momentos de vísperas de recesión los inversionistas se tendrían que mover a activos más seguros, por ejemplo, la compra de oro o plata podrían ser las mejores opciones para los inversionistas”, subrayó Jiménez.

Sin embargo, este instrumento “va para un sector de la población muy específico, muy pequeño. No para todos”, subrayó Raquela Araujo.

Hay que ahorrar

Para lograr ahorrar –algo difícil de lograr por la falta de una cultura financiera y de un hábito, hay estudios que establecen que ahorrar a partir del 20% de los ingresos de la gente ayuda a lograr esta meta.

“Lo mejor, más allá de pensar en una cifra, es lo más que puedas, cubriendo tus obligaciones”, sin fijar un porcentaje mínimo y que sea de manera constante, subrayó la directora de la carrera de Economía de la UP.

Fuente: Expansión