INM tiene a migrantes entre excremento en Acayucan

- en Carrusel, Municipios Sur
Fotografías revelan las condiciones inhumanas en las que viven los indocumentados

Xalapa, Ver.-En la estación migratoria de Acayucan las autoridades del Instituto Nacional de Migración(INM) tienen viviendo entre excremento a miles de migrantes de distintos países que han sido asegurados en Veracruz y otras entidades del país. Algunos cumplen 40 días hacinados y en protesta iniciaron una huelga de hambre. La revuelta les valió castigos.

Los migrantes externaron su inconformidad a los encargados el pasado lunes 8 de julio, hace una semana, pero como reprimenda les quitaron las colchonetas a los quejosos para que duerman en el piso, lo que ya fue denunciado ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Los indocumentados, quienes pudieron filtrar algunas fotos y videos de las pésimas condiciones en las que se encuentran, detallan que entre las personas retenidas están niños, así como hombres y mujeres de edad avanzada o en condición de vulnerabilidad principalmente de países como El Salvador, Honduras, Guatemala y un grupo importante de viajeros de Cuba.

Sostienen que a todos se les está negando su derecho a solicitar asilo y aunque les brindan alimentos les condicionan los servicios como el del agua potable por lapsos de dos horas para los cientos de retenidos.

Además llevan semanas incomunicados y solamente se les permite hablar con sus abogados, quienes alertan que están presionando a sus clientes para que ellos mismos opten por la deportación aplicándoles multas o sanciones administrativas superiores a los 5 mil pesos sin tomar en cuenta sus derechos humanos.

Relatan que en la estación migratoria de Acayucan las heces fecales inundan no solo las tazas de los baños, también las paredes y los pisos ante las restricciones que existen al agua potable; los olores fétidos hacen imposible evitar las arcadas; peor aún, la peste no deja ni dormir en edredones llenos de pulgas y apestosos a orines.

Los centroamericanos se encuentran en espera de ver qué pasará con su situación migratoria; para ellos, el sueño americano se convirtió en pesadilla mexicana cuando fueron detenidos y trasladados a este centro, en algunas ocasiones de Estados como Chiapas y Tamaulipas.

Los niños se pasean en los excrementos. Algunos en su inocencia andan desnudos, mientras los adultos intentan comunicarse con sus abogados, con sus familias, que poco o nada saben de ellos.

Lleva 40 días sin saber de su esposo

«Marta» es esposa de uno de los 50 cubanos que pretendían pedir asilo en Veracruz. Narra que desde hace 40 días su esposo le informó que fue asegurado y se encontraba en Acayucan. Desde entonces solo ha podido hablar con su representante legal, quien le informa que en la estación viven prácticamente sin agua, sin comida y sin higiene.

«No sé cómo llegó ahí porque a él le quitaron el teléfono, lo tienen incomunicado desde hace 40 días y no le dan respuesta a su caso, lo tienen detenido a él y a 50 cubanos más (…) creo que eso ahí es la muerte».

De acuerdo con abogados de los migrantes a partir del acuerdo migratorio entre México y Estados Unidos se implementó un nuevo método de «recaudación» en el Instituto Nacional de Migración (INM), que cobra hasta 5 mil pesos como garantía para los migrantes que logran un amparo para salir de la estación mientras buscan regularizar su estadía en el país.

Antes el juez de amparo ordenaba la salida de los extranjeros y le dejaba a Migración la responsabilidad de que acreditara ciertos requisitos que pide la ley para mantenerse como refugiado con la ayuda de sus abogados.

La figura de salida bajo custodia les permitía realizar su proceso administrativo en libertad y en algunos casos la multa era condonada o no excedía los 50 pesos, especialmente a las personas más vulnerables que ingresaron al país sin documentos.

Los trámites de juicio tardaban unos diez días, sin embargo ahora el INM aseguró que se suspenderían los procesos porque habría cambio de titular de la estación y están presionando para que la mayoría sean deportados, negándoles la opción de impugnar e iniciar sus trámites para refugiarse.

La abogada Citlali Gerardo Cruz, quien labora en Chiapas pero atiende casos de Veracruz, relata que el Instituto Nacional de Migración comenzó a emitir órdenes de deportación para los centroamericanos y cubanos pues sus procesos administrativos «ya están resueltos» en ese sentido.

Explicó que generalmente esto se hacía luego de comprobar ante sus países de origen que tienen alguna deuda con la ley; sin embargo, aquellos que desean continuar con su proceso administrativo en libertad para su regularización ahora deben pagar 5 mil pesos, contra los 50 pesos que antes se pagaba como máximo.

«De 15 días para acá Migración cambió todo y dice que no los entrega porque su trámite migratorio está resuelto y dicen que tienen orden de deportación, pedí que me notificaran y me dijeron que le notificaron al Juzgado, pero ahí dicen que no han informado absolutamente nada, ni siquiera han iniciado un procedimiento administrativo, con lo cual violan el debido proceso».

Igualmente señala que pagar las garantías económicas de 5 mil pesos es imposible, especialmente cuando se trata de mujeres u hombres viajando con sus hijos porque entonces la cifra se multiplica.

Riñas, castigos y torturas

El hacinamiento en el que viven hombres, mujeres, niños, niñas y adultos mayores, así como el maltrato al que son expuestos ya han generado revueltas por las condiciones en que algunos han permanecido por 40 días, cuando anteriormente el trámite no tardaba más de 10.

El lunes pasado se registró una huelga de hambre y una revuelta en este centro debido a las condiciones inhumanas en que viven como la ingesta de comidas en mal estado y la limitación de agua potable para sus necesidades básicas.

«Se pusieron en huelga, no estaban comiendo, algunos hicieron una revuelta la semana pasada y el director ordenó que les quitaran las colchonetas; huele horrible donde ellos se acuestan pero los dejaron sin colchonetas durmiendo en el piso», narra la abogada.

«La comida nos la dan echada a perder, las instalaciones está muy sucias; cómo vamos a limpiar si el agua nos la ponen de 5 a 7 de la mañana, el que alcanzó a bañarse y hacer sus necesidades lo hace a esa hora porque todo el día estamos sin agua hasta las 7 de la noche», narra uno de los migrantesque logró vender su comida para hablar con su representante.

La desesperación ha llevado a algunos a solicitar la intervención de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), que está limitada debido a que Migración no le informa sobre la cantidad de personas que se acogen a esta solicitud.

«Ellos dicen ´si Migración no me pasa la lista de las personas no puedo ir a buscarlos´ y muchísima gente pasa demasiado tiempo y es un trauma psicológico que lo que terminan haciendo es firmar una deportación voluntaria».

Los abogados ven esto como una estrategia de tortura psicológica para lograr que los migrantesdesistan y no apelen la resolución del Instituto Nacional de Migración y opten por regresar a sus países de manera voluntaria.

Uno de los casos más graves documentado es el de una persona gay que pidió ser aislado del resto de los hombres por temor a sufrir agresiones y aunque en este caso su súplica fue escuchada, ha pasado más de un mes sin que su estatus migratorio se resuelva.

Ya hay quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos

Las vejaciones no son desconocidas para la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) que ha recibido en las últimas dos semanas más quejas que los migrantes interponen a través de sus abogados, cuando pueden pagarlo.

«Los demás compañeros ya presentaron sus quejas de parte de abogados, defensores, personas altruistas, son muchísimas quejas las que se han presentado», dice una defensora.

El abogado de al menos 14 migrantes cubanos, Librado Heriberto Trujillo González, aseguró qué hay una persecución contra extranjeros, a quienes además de ser detenidos no se les están dando las mínimas garantías como la alimentación y la salud.

«Se les dan colchones llenos de liendres para que se acuesten ahí, muchas veces no hay agua ni siquiera para bañarse, para sus necesidades; el comedor lo tienen cerca del baño y es un hedor que es insoportable».

A esto se suma que los abogados se quejan porque no les permiten comunicarse con sus defendidos, y deben pasar hasta seis horas bajo el sol en espera de ser atendidos.

«Si dan las 3 o las 6 de la tarde, dependiendo del antojo de las autoridades, ya no se puede entregar y las horas que perdimos esperando ser atendidos se fueron al caño».

Cabe destacar que a finales de julio, el Instituto de la Defensoría Pública advirtió que el hacinamiento en el Centro de Migración en Acayucan es tal que se cuadriplicó su capacidad en los últimos días.

El asesor jurídico Carlos Ulises López Balbuena indicó que el Alto Comisionado de las Naciones Unidades para los Refugiados reportó 2 mil 400 personas en ese sitio que tiene capacidad para apenas 736; ahora se calculan cerca de 3 mil.

«Ya rebasó a la autoridad esta crisis, la última vez que fui había más de 2 mil 400 o sea hay un rebase absurdo en ese sentido (…) desgraciadamente lo está sufriendo el extranjero, lo está padeciendo en ese hacinamiento donde se está hablando por parte de salud de 70 casos de viruela, ya es una situación muy precaria en cuestión de salud», dijo.

Apenas en el mes de junio personal de Migración detuvo a cerca de 800 migrantes escondidos en cuatro tráileres con doble fondo en la autopista La Tinaja-Acayucan, quienes fueron trasladados a Acayucan y los conductores fueron arrestados.

 

Fuente: La silla rota Veracruz.

 

SIGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES:

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/presencianoticias