Notifican a Profepa muerte de manatí

- en Carrusel, Nota Roja
El mamífero marino falleció por estar atrapado en una red de pesca ilegal; sería un hecho constitutivo de delito, según especialistas del Comité de Vigilancia Ambiental.

COATZACOALCOS, VER.- El Comité de Vigilancia Ambiental de Fauna Silveste Coatzacoalcos entregó un reporte y evidencia de la muerte de un manatí en el Río Coatzacoalcos que los datos preliminares es que falleció atrapado en una red ilegal de pesca.

Homero Bennet, oceanógrafo y biólogo, que es integrante del Comité, acudió esta tarde al punto de hallazgo del cuerpo del manatí muerto que había sido encontrado por la cooperativa de pescadores del río Coatzacoalcos.

De acuerdo a los primeros datos preliminares, el biólogo Homero Bennet confirmó que la posible causa del fallecimiento de este mamífero fue debido a que quedó atrapado en una red ilegal de pescadores ya que en este momento hay veda en el río Coatzacoalcos.

El animal quedó atrapado, quiso desenredarse y por eso tiene múltiples heridas en todo su cuerpo y debajo de una aleta, expuso el especialista del Comité de Vigilancia, que colabora como auxiliar en las labores de la Secretaría de Medio Ambiente y de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente.

Al no poder salir de la malla de pesca, el mamífero se asfixió, concluyó.

Homero Bennet elaboró un reporte fotográfico y tomó medidas del mamífero mamífero: pesa 200 kilos y mide 2 metros con 20 centímetros.

De acuerdo al investigador, el manatí hallado muerto era muy joven de apenas 8 años de edad.

Según el integrante del Comité, la muerte de este mamífero constituye un delito federal ya que se encuentra protegido por normas ambientales y está catalogado en peligro de extinción por lo que le corresponderá a Profepa hacer la correspondiente carpeta de investigación.

Homero Bennet dijo que el expediente sería turnado a la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales de la Fiscalía General de la República (FGR) con las primeras pesquisas elaboradas por los inspectores de la PROFEPA.

Esta especie está catalogada “en peligro de extinción” por la Norma Oficial Mexicana 059 y en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), así como enlistada en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

El manatí se consideraba extinto en las aguas del río Coatzacoalcos pero según estudios todavía sobrevive en la Laguna del Tepache, Coatzacoalcos, así como en el afluente a la altura de Ixhuatlán. Es un animal mamífero completamente inofensivo, endémico de esta zona y su nombre científico es Trichechus manatus.