Vuelven las Perseidas, la lluvia de estrellas más popular del año

- en Tecnociencia
- El fenómeno durará varias noches y alcanzará su máximo esplendor en la madrugada del martes.

- El Hubble presenta un nuevo retrato de Júpiter.

La popular lluvia de estrellas de las Perseidas tendrá este fin de semana y a principios de la próxima sus noches de mayor intensidad. Podrán llegar a verse hasta 100 meteoros por hora si se observa el cielo desde un lugar oscuro, según ha informado el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Las mejores condiciones de observación se darán en las horas previas al amanecer, cuando ya se haya puesto la luna.

“Las Perseidas son una fiesta anual, una excusa para que la gente salga al campo a observar el cielo”, dice Antonio Bernal, astrónomo del Observatori Fabra.

El IAC ha fijado el máximo de actividad a las 6.58 horas del martes 13 de agosto, momento en que el fenómeno no podrá observarse porque ya será de día. Pero las Perseidas podrán verse en las noches anteriores y posteriores y, aunque con menor intensidad, también durante el resto del mes.

La noche del día 12 el canal sky-live.tv retransmitirá en directo el fenómeno desde el Observatorio de Oukaimeden, en Marruecos.

Aparecerán desde la constelación de Perseo -de ahí su nombre, por ser este el lugar desde donde parece surgir la lluvia-. Será en la madrugada cuando la constelación se encuentre más elevada en el cielo, lo que facilitará la visualización de las estrellas fugaces a esas horas.

La explicación viene dada por la rotación de la Tierra. “La zona de origen de los meteoros no se alcanza bien hasta que no ha girado la Tierra lo suficiente, que es entrada la madrugada”, explica Ignasi Ribas, director del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya.

Y es que las Perseidas, también conocidas popularmente como las lágrimas de San Lorenzo porque es a partir del 10 de agosto cuando son más visibles, son restos de la cola del cometa Swift-Tuttle. Su órbita y la de la Tierra pasan cerca en esta época del año, lo que permite la entrada de partículas procedentes del cometa a alta velocidad en la atmósfera. Es la desintegración de las partículas al entrar en contacto con la atmósfera lo que produce la luz de los meteoros.

Desde el IAC advierten que la luz de la luna –que será llena el día 15- dificultará la observación de los meteoros más débiles al principio de la noche. Pero para Ignasi Ribas “no es un mal año” porque, al estar aún en fase creciente, desaparecerá al final de la noche. Gracias a esto podrá verse la lluvia de estrellas antes de la salida del sol. La contaminación lumínica de los núcleos de población también perjudica la visibilidad, por lo que conviene observarlas desde zonas más oscuras.

 

Fuente: lavanguardia.com

 

SIGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES:

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/presencianoticias