MUJER SE LANZA DE AUTO EN MARCHA: PIDIÓ VIAJE A POLANCO, PERO CHOFER SE DESVIÓ A ECATEPEC

- en Nacional
"...hoy tal vez sería una más entre las cientos que están matando porque pueden y nadie hace nada”

Brenda, una mujer que viajó en Uber,  pudo evitar su posible secuestro gracias a lanzarse del auto en movimiento cuando su chofer cambió la ruta planeada de Polanco hacia un destino desconocido en Ecatepec luego de amenzarla con un arma.

La experiencia completa fue narrada por la misma joven a través de su cuenta de Twitter, donde indicó el modus operandi de su chofer y la forma en que pudo darse cuenta de que se trataba de un secuestro.

Desde la Central de Autobuses del Norte, ubicada en la Ciudad de México, Brenda pidió un servicio a la calle de Mazaryk, y pese a tomar todas las precauciones recomendadas, como informar su trayecto a conocidos, verificar las placas del auto y la identidad de su conductor, a poco tiempo de abordar la unidad, el chofer cambió la ruta y tomó rumbo hacia Ecatepec.

El conductor desde que me vio sabía perfectamente lo que iba a hacer. Tuve la suerte de escapar, hoy tal vez sería una más entre las cientos de mujeres que están matando porque pueden y nadie hace nada”

dijo Brenda.

Eran las primeras horas de la madrugada cuando la joven solicitó su Uber, y a pocos minutos de abordar la unidad, el conductor la amenazó con una arma de fuego apuntando a su cabeza.

El hombre la despojó de su celular y lo arrojó por la ventana para que ella no pudiera pedir ayuda, sin embargo, Brenda, alcanzó el volante del vehículo y pudo tomar el control por un momento.

Primero pensó en provocar un accidente para evitar perder su libertad, pero finalmente abrió la puerta del auto y salió disparada sobre una carretera del municipio en el Estado de México.

porque preferí morir prensada en un accidente que quién sabe dónde y cómo”.

Luego de caer en el asfalto, Brenda se puso de pie y comenzó a correr en sentido contrario al carro que intentó secuestrarla. Gritó con miedo, desesperación y poco importó que portara tacones; el conductor echaba el auto en reversa tratando de alcanzarla.

Por fortuna, otro carro se paró y pudo auxiliarla, pero por ahora, el presunto secuestrador tiene en su posesión sus pertenencias, tarjetas bancarias e identificaciones personales, razón por la que Brenda podría seguir corriendo peligro.

Es lo peor que me ha pasado en la vida, porque pensé que me iba a matar. Cuando logré salir del coche corrí y gritaba por ayuda y no había ni coches, ni casa, ni luz y el wey se echaba de reversa para alcanzarme, hasta que apareció un carro que finalmente se paró a ayudarme”.

Hasta el momento se desconoce si esta mujer procedió con una denuncia contra su agresor, y por su parte, Uber no ha emitido ningún mensaje respecto a lo sucedido.

Hoy estoy viva gracias a Dios y a mis ganas de luchar y no morir a manos de un pendejo sin moral, educación ni escrúpulos. Pero consiente estoy de que no es la suerte de muchas mujeres en México”

añadió la joven.

La reciente ola de ataques y violencia contra las mujeres en el país, las ha llevado a tomar un alto estado de alerta, por lo que cientos de ellas deben tomar precauciones en su día a día, que lamentablemente, como en el caso de Brenda, no siempre funcionan.

SIGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES:

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/presencianoticias