Altos niveles de testosterona aumentan el riesgo de padecer cáncer de próstata, revela investigación

- en Tecnociencia

Los hombres con niveles más altos de testosterona libre y una hormona de crecimiento en la sangre tienen más probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de próstata, según una investigación presentada en la Conferencia de Cáncer NCRI 2019.

Se sabe que otros factores, como la edad avanzada, el origen étnico y los antecedentes familiares, aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Sin embargo, el nuevo estudio, en más de 200 mil hombres, es uno de los primeros en mostrar evidencia sólida de dos factores que podrían modificarse para reducir el riesgo.

La investigación, del Departamento de Salud de la Población de Nuffield, Universidad de Oxford, Reino Unido, recuerda que la enfermedad es el segundo cáncer diagnosticado con más frecuencia en los hombres en todo el mundo después del de pulmón y una de las principales causas de muerte por neoplasias, ‘pero no hay consejos basados en la evidencia que podamos dar a los hombres para reducir su riesgo’.

‘Estábamos interesados en estudiar los niveles de dos hormonas que circulan en la sangre porque investigaciones previas sugieren que podrían estar relacionadas con el cáncer de próstata y porque estos factores podrían modificarse, en un intento por reducir el riesgo’, añade.

Los hombres estudiados forman parte del proyecto Biobank del Reino Unido, estaban libres de cáncer y no tomaban ninguna terapia hormonal.

Se analizaron muestras de su sangre para determinar sus niveles de testosterona y una hormona de crecimiento llamada factor de crecimiento similar a la insulina-I (IGF-I). Fueron seguidos durante entre seis y siete años para ver si desarrollaban cáncer de próstata.

Dentro del grupo, hubo cinco mil 412 casos y 296 muertes por la enfermedad. Se encontró que quienes tenían concentraciones más altas de las dos hormonas en la sangre tenían más probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de próstata.

Al observar a la población en conjunto, los investigadores dicen que sus hallazgos corresponden a un riesgo 25 por ciento mayor en los hombres que tienen los niveles más altos de IGF-I, en comparación con los más bajos.

Quienes poseen los niveles más altos de testosterona libre enfrentan un riesgo 18 por ciento mayor de padecer el mal, en comparación con los que poseen los niveles más bajos.

 

Fuente: EuropaPress.

 

SIGUENOS EN TODAS NUESTRAS REDES SOCIALES:

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/presencianoticias