Sexagenaria busca familiares que dejó hace 50 años

- en Municipios Sur

Creció en Tijuana

Si la reconocen como familiar favor de llamarle porque desea encontrarse con sus parientes.

Con la incertidumbre de saber si tiene
familia, parientes quizá hermanos, María de los Ángeles Hernández Y Ortega,
llegó a la ciudad de Acayucan, en busca de familiares que perdió hace 51 años,
cuando huyó por que era víctima de golpes.

 Acompañada de su hija la menor,
Marcela Vargas Hernández, llegó a las redacciones de los medios de comunicación
de la ciudad, narrando su desgracia y buscando un aliento, que lleve al menos a
encontrar a alguien y así empezar a formar su árbol genealógico, antes que el Creador
la llame a cuentas.

“No quiero irme, sin saber que tengo
familia, crecí sola, hice mi vida, pero ahora a mi edad, quiero encontrar a mi
sangre”, fue la primera frase que asestó al reportero, cuando llegó a la
redacción de Presencia Noticias, cuando apenas el reloj marcaba las ocho de la
mañana y acababa de bajarse del autobús que la trajo del puerto de Veracruz.

Tomada del brazo de su hija y en la
mano una copia fotostática de su acta de nacimiento, se dispuso a contar lo
poco que recuerda de su niñez, pues las enfermedades propia de la edad, le han
hecho olvidar parte de esa infancia tormentosa que la llevó a tomar la decisión
de huir.

Nació en Misantla, Veracruz, el  2 de octubre de 1954, en la comunidad de Plan
de la Vieja, y asentada según el documento el 8 de noviembre del mismo año por
su padre Rosendo Hernández Torres, pues su madre biológica, la abandonó a los
pocos días de nacida, pero sus abuelos paternos Bartolo Hernández y Basilia
Torres, decidieron criarla como una hija.

Todo parecía ir bien, sin embargo sus
padre, sus abuelos ejercieron sobre ella golpes, agresiones física e insultos,
no superaban que la mujer que la trajo la mundo, la hubiera abandonado, así que
cumplió nueve años de edad y con un poco de ropa, su acta de nacimiento decidió
huir de casa, hasta llegar a la ciudad de Xalapa.

Deambulando en las calles buscó
caridad, poco recuerda como llegó al sur de Veracruz y se estableció en
Acayucan con una familia que le dio de comer, le brindo ayuda, pero que pronto
se mudaron todos y ella partió a Tijuana, Baja California donde hizo su
adolescencia, juventud y se casó para formar una familia propia.

Pese a tener sus hijos, ella desea
saber si tuvo hermanos, tíos, familia que pueda encontrarla saludarse y
conocerse, antes de irse a descansar en la eternidad, quiere saber de ellos.

En caso de conocer información sobre
ella, dejó dos números telefónicos: Marcela Varga Hernández: 664 499 16 93 y el
de ella:  664 127 85 88.