Plan Frontera Sur, un nuevo flagelo para los migrantes

- en Municipios Sur

Activistas defensores de derechos humanos se pronunciaron en contra del plan Frontera Sur: no detiene migración y aumenta la corrupción

Activistas defensores de derechos humanos se pronunciaron en contra del plan Frontera Sur, implementado por el gobierno federal de Enrique Peña Nieto, con el financiamiento de Estado Unidos, para sellar la frontera de México con Centroamérica al paso de Migrantes. Personalidades como el padre Alejandro Solalinde, Fray Tomás, y directores de casas migrantes, advirtieron que en lugar de detener la migración, solo ha servido para incrementar el costo de la corrupción, generar nuevas rutas migratorios, y aumentar los peligro para los migrantes.  “El Programa de la Frontera Sur es un lobo vestido de oveja.

 Es un programa que lleva no a la atención del migrante ni del desarrollo de la frontera sur para los pobres. Es un programa de limpieza étnica para quitar a los migrantes y dejar limpio para inversiones capitalistas de grandes empresarios”, dijo de padre Alejando Solalinde. El religioso comentó que  “quieren quitar a la gente que no interesa  porque necesitan la tierra para realizar grandes inversiones, no para el desarrollo de la región, sino para hambrear más, y destruir la ecología”  

 El activista defensor de los derechos humanos de los migrantes, comentó que a siete meses de la implementación del Plan Frontera Sur, que contempla evitar que migrantes suban a las vías del tren, ha generado que los migrantes cambien sus rutas migratorias, para atravesar la frontera de México con Centroamérica. “Están decidido a no dejar  pasar por el tren, tampoco con camión. 

Es una contención para no dejarlos pasar. Estados Unidos no quiere ver más migrantes, no mientras no se regula la mano de obra barata. Y ha ordenado a México cerrar la llave”. El plan Frontera Sur, “comprende un gran arco de seguridad en la frontera Sur que viene desde Campeche, Acayucan Veracruz, pasando por Oaxaca hasta llegar al mar pacífico”. De manera irónica,  dijo que el resultado del programa no ha sido el detener la migración, pero si incrementar el costo de la corrupción, “siguen pasando, pero a costo de pagar más a los polleros, a los agentes de migración y a los agentes federales”. 

“El Plan Sur es un muro de seguridad, con muchos puntos porosos que son  puntos de corrupción. El que paga, puede pasar. La mejor llave para abrir ese muro, es el dinero”.  Incrementó la cuota al pollero y la corrupción de agentes: Fray Tomás Sobre este programa, Fray Tomás González dijo que  a pesar de ser «presentado como un programa de respeto a los derechos humanos de los migrantes, ha venido a ser tragedia tras tragedia, muertes tras muerte. Todo el sur está tomado por elementos de migración, policía federal, el ejército, impidiendo a los migrantes subir al tren, y deportando masivamente”.  

«Es un retroceso en materia de política migratoria, los han regresado a la clandestinidad, a los montes a las selvas. Y es paradójico que con todo el despliegue que han hecho, no han intervenido el tren para controlar al crimen organizado que opera en la zona». Fray Tomas dice que tras la implementación de este programa se «ha disparado la violencia, asaltos, secuestros masivos,  cuota de los polleros se ha elevado, la extorsión de parte de los agentes de migración se ha elevado, antes cobraban mil pesos por pasar, y ahora cobran 5 mil». Además, «el plan está generando nuevas necesidades en los albergues. 

Los migrantes pasan más tiempo en los albergues, que funcionan como pequeños oasis de estancias prolongadas. Y hay una frustración entre la población porque intentan cruzar una vez dos veces, tres veces, y la atención psicosocial se hace mas que nunca necesaria». 

Con información de: e-consulta.com 

Fotos: AVC Noticias