No funcionan los programas sociales para reducir la pobreza

- en Carrusel, Estado
Investigadores, empresarios y diputados locales coincidieron que los programas de desarrollo social no sirven para reducir el número de pobres en el estado, pero sí para hacer ganar a los candidatos oficiales.

En entrevistas por separado el economista Hilario Barcelata, el empresario Augusto Lara Zamora y el diputado local, Carlos Fuentes Urrutia, lamentaron la manipulación electoral que se da a los apoyos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Y se señaló que por más fondos que se destinen para reducir el número de pobres, no se podrá abatir el rezago en tanto no se mejoren las condiciones de desarrollo del estado, por lo que criticaron programas como Veracruz Para Adelante o la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Hay que recordar que uno de los compromisos de la actual administración es reducir el número de pobres, sin embargo, fallaron en su intento cuando más del 30 por ciento de la población no tiene lo mínimo indispensable para poder vivir.

Programas sociales fomentan el incremento de pobres

El primero en hablar del tema fue el investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Hilario Barcelata Chávez, quien afirmó que los programas sociales son como la “ambulancia” que solo apoya a quienes padecen los estragos de unas deficientes políticas económicas.

“Las políticas establecidas para resolver el problema de la pobreza están fallando, por la aplicación inadecuada porque se usan para los fines electorales y para esos fines han sido muy buenos”.

Sin embargo, para combatir la pobreza no se ha logrado erradicar, por el contrario cada día se incrementa el número de personas con una serie de carencias alimentarias y de servicios.

“Incluso se convierte en un sentido para ser pobre, porque el ser pobre permite tener un recurso y lleva a la gente a no progresar”, dijo y mencionó que esa situación es sólo un factor que incide en el número de pobres.

Barcelata Chávez, también puso en duda los mecanismos y las instituciones que se tienen, y que son responsables de repartir el poder político y económico en el país y en el estado, promoviendo que el dinero sólo llegue a unos cuantos.

“No tendríamos por qué esperar que los programas que hoy existen puedan resolver la pobreza (…) los programas asistenciales son como una ambulancia que va recogiendo a los heridos de la dinámica económica del capitalismo”.

Programas sociales, meros paliativos

Por su parte el empresario veracruzano, Augusto Lara Zamora, explicó que el estudio que publicó Coneval, que revela que el número de pobres se incrementó era algo previsible.

“No era lo que todos hubiéramos querido que sucediera, es un dinero que si bien llego a unos sectores no tuvo el impacto que debía tener”, dijo y mencionó que los programas asistenciales son solo paliativos que no fomentan el desarrollo personal.

“No generan un compromiso de producción para la gente y desde nuestro punto de vista, como sector empresarial, somos convencidos que el sin trabajo, empresas y un buen empleo la gente no va a dejar de ser pobre”.

Consideró que los montos de desarrollo social, como parte de los presupuestos anuales, solo representan un costo, pero no se fomenta el desarrollo ni hay condiciones para que la gente pueda mejorar la calidad de vida.

Fuente: Formato 7