Muere en Texas latino condenado a muerte que pidió acelerar su ejecución

- en El Mundo
Daniel López fue declarado muerto a las 18:31 hora local, quince minutos después de recibir una inyección letal en la cárcel de Huntsville,

El gobierno del estado de Texas ejecutó hoy al preso Daniel López, un joven latino de 27 años que había pedido, en reiteradas ocasiones, acelerar la aplicación de su condena de muerte, impuesta por atropellar a un policía en el año 2009.

López fue declarado muerto a las 18:31 hora local, quince minutos después de recibir una inyección letal en la cárcel de Huntsville, según notificó el Departamento de Justicia Criminal del estado.

«Espero que esta ejecución ayude a mi familia y también a la familia de la víctima. Lo siento por haberlos hecho pasar a todos por esto, lo siento. Espero que nos encontremos en el cielo», fueron las últimas palabras de López.

El 11 de marzo de 2009, en Corpus Christi, Daniel agredió a un policía que trataba de detenerlo por unainfracción de tránsito, luego se dio a la fuga generando una persecución, en la que atropelló al agente Stuart Alexander, con más de 20 años de servicio en el Departamento de Policía de Corpus Christi, y quien murió a causa de este accidente.

López, que en ese entonces tenía 21 años, nunca aclaró si el atropello fue intencionado o un accidente.

Durante su juicio, en el año 2010, López rechazó un acuerdo con los fiscales que le ofrecían una pena de cadena perpetua a cambio de que se declarase culpable y pidió que lo condenasen a muerte.

Desde entonces, insistió en reiteradas ocasiones en que se acelere su proceso de ejecución.

La viuda del oficial Stuart, Vicky Alexander, así como tres amigos de la víctima asistieron hoy a la cárcel de Huntsville a presenciar la ejecución.

Tras recibir su inyección letal, López se convirtió en el décimo preso ejecutado este año en Texas, la misma cifra que el estado sureño alcanzó en todo 2014.

 

Con información de EFE.