7 mujeres asesinadas en Agosto y Veracruz no decreta Alerta de Género

- en Nota roja

Agosto cerró con siete mujeres asesinadas en territorio veracruzano, todos los casos están impunes, evidenciando la incapacidad del gobierno de Veracruz para garantizar una vida libre de violencia para ellas.

La última mujer asesinada reportada en Agosto, fue el 31, alrededor de las 14:00 horas, en Córdoba. Las autoridades rescataron el cuerpo de la víctima, sin identificar, del fondo de un pozo artesiano entre las colonias El Garbanzán y Aquiles Córdoba.

El 8 de agosto, en Puente Nacional, cerca de un camino que conduce al Agrocentro, fue encontrada una mujer sin vida. Le cortaron la garganta y estaba semidesnuda.

El 16 de agosto, en Agua Dulce, fue asesinada una mujer de nombre Karla Gómez García, se presume fue asesinada para robarle.

El 22 de agosto, en una casa abandonada de la colonia Pancho Villa de Coatzacoalcos, apareció una mujer asesinada, con señales de violencia sexual. No ha sido identificada.

El 25 de agosto, en Las Choapas, fue encontrada sin vida la jubilada del IMSS, Rosa Elena Escobar López, había sido levantada al llegar a su vivienda en ese municipio días días atrás.

El mismo día, en Coatzacoalcos, cerca del complejo Pajaritos, encuentran una mujer sin vida, con señales de violencia sexual y golpes. Estaba completamente desnuda.

Petra Mazada Paula fue asesinada a balazos por su esposo en Santiago Sochiapa; el marido alegó una cuestión de celos.

El 23 de agosto, en Actopan, aparecen los restos de cuatro ejecutados; uno era mujer, sólo han reclamado a dos víctimas.

Las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, hasta hoy, no se ponen de acuerdo en la solicitud de la alerta de género para todo Veracruz; esto ha sido aprovechado sobre todo por diputados del PRI para minimizar la situación de la violencia de género en Veracruz.

Especialistas como Rodolfo Manuel Domínguez Márquez, de la asociación civil Justicia, Derechos Humanos y Género, ha dicho que en Veracruz el 70 por ciento de los hechos de violencia contra la mujer provienen de factores como la delincuencia organizada, la trata de personas, la explotación con fines comerciales y la migración.

Hay otro 30 por ciento vinculado a la violencia doméstica, la que se da “con personas cercanas, en una relación de confianza, no necesariamente en la familia”.

A su parecer, Veracruz padece uno de los peores escenarios de la violencia feminicida, y si no se aplica la alerta de género, en mucho, tiene que ver porque los gobernantes lo ven como “un golpeteo al estado, como un reproche, como lo peor que le puede pasar políticamente”
En la Cámara de diputados local el tema tampoco ha tenido mucho apoyo, legisladoras como Mónica Robles, de plano, sólo dan declaraciones pero nunca ha pasado a los hechos concretos y acciones específicas para exigir a Javier Duarte de Ochoa un alto a la violencia.

Desde el gobierno de Veracruz, para la primera dama, Karime Macías de Duarte, igual, en su mundo no existen las mujeres vejadas ni asesinadas.