Alemania quiere a refugiados en mercado laboral

- en El Mundo
La canciller Angela Merkel pidió acelerar los trámites para aceptar a migrantes y que comiencen a trabajar.

La canciller alemana, Angela Merkel, dará un giro a la política de refugiados para favorecer su incorporación al mercado laboral, ante la previsible llegada de al menos 800 mil solicitantes.

Dos visitas relámpago seguidas a un centro de acogida del barrio periférico de Spandau y a una escuela del distrito multiétnico de Kreuzberg,  reflejaron ayer la doble estrategia activada por Berlín para convertir a los actuales refugiados en futuros ciudadanos.

En Spandau, Merkel insistió en la necesidad de acelerar la evaluación de las solicitudes y, con ello, las posibilidades de una rápida incorporación al mercado laboral, previa la oportuna capacitación, para quienes llegan al país buscando refugio.

En Kreuzberg visitó una de las llamadas “clases de bienvenida”, donde cientos de menores aprenden alemán y otras materias desde posiciones de partida muy distintas, que van del práctico analfabetismo a quienes fueron escolarizados en su país de origen.

APLAUDEN A “MAMÁ MERKEL”

En su visita a Spandau, la canciller alemana fue recibida con aplausos por un grupo de refugiados que incluso intentó tomarse selfies con la gobernante.

El kurdo Ramadan Salah pudo presumir orgulloso que logró tomarse una fotografía con Merkel. “Es como una madre para nosotros”, dijo.

“Ayudó a tantos refugiados (…) era un sueño para mí sacarme una foto con la señora Merkel, y ahora es una realidad”, dijo el hombre de 35 años que espera obtener el estatuto de refugiado para llevar a sus hijos, que se quedaron en su patria devastada.

“Espero que ‘mamá Merkel’, si Dios quiere, ayude todavía más a los sirios, a los refugiados”, dice, y confiesa que “puso en las manos” de la canciller una carta para agradecerle.

LLEGAN OTROS 5 MIL MIGRANTES

Mientras tanto, la ola migrante en Europa seguía creciendo ayer, con un récord de flujo entre Serbia y Hungría, país que analiza emplear al ejército para cerrar su frontera.

Unos cinco mil migrantes, muchos de ellos refugiados que huyen de los conflictos en Oriente Medio, llegaron en las últimas 24 horas a la frontera entre Serbia y Hungría, una cifra récord, indicó ayer la televisión de Estado serbia (RTS).