Ataque contra turistas mexicanos en Egipto duró más de 3 horas, relata sobreviviente

- en El Mundo
La versión de la sobreviviente no coincide con la del gobierno egipcio pues sostiene que los vehículos habían pasado por dos retenes antes del ataque.

Una de las sobrevivientes al ataque realizado por el ejército de Egipto contra un grupo de turistas mexicanos, narró a un diario de circulación nacional que las acciones se extendieron por espacio de 3 horas, tiempo durante el cual recibieron al menos 5 bombardero aéreos.

“Se vio la saña con la que iban y venían (…). Fuimos bombardeados como cinco veces, siempre desde el aire. Todo duró unas tres horas”, relató Susana Calderón, quien salvó la vida pero perdió a su esposo Luis Barajas.

Nota relacionada: Identifican a pareja tamaulipeca entre las víctimas de Egipto

El domingo pasado, el convoy donde viajaban los turistas detuvo su viaje entre El Cairo y el oasis de Bahayira para tomar un almuerzo, cuando, según fuentes oficiales egipcias, fueron confundidos por terroristas y brutalmente atacados por tierra y aire.

“No hay donde resguardarse, no hay donde correr (…). No sé si eran cohetes o bombas o qué era, pero había ráfagas”, continuó Calderón y recordó que después de un primer ataque, al menos 3 personas habían muerto ya: un chofer, un policía que acompañaba a los turistas y un mexicano.

Al momento en que llegaron los cuerpos de rescate, su esposo se encontraba con vida, pero perdió la vida horas después. “Vi a mi esposo cuando me subían a la camilla para traerme al hospital. Lo escuché decirme que me amaba. Y yo le dije que yo también. Y ya nada supe de él”.

La versión de la sobreviviente no coincide con la del gobierno egipcio, que sostiene que confundieron a los turistas con terroristas. Sostuvo que los vehículos habían pasado por dos retenes antes del ataque, por lo que las autoridades debieron tener conocimiento de su presencia en el área.

La secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, visitó este miércoles a Susana y los otros 5 sobrevivientes en el hospital donde se recuperan de sus heridas. Se espera que este jueves los den de alta y regresen a México junto con la Canciller, a bordo del avión presidencial especialmente dispuesto para tal fin.