7 de cada 10 adolescentes inician su vida sexual sin un anticonceptivo

- en Tecnociencia
Las consecuencias de tener a un bebé cuando no se le desea son: la deserción escolar, pérdida de un proyecto de vida y complicaciones para encontrar empleo.

En el marco del Día Mundial de Prevención del Embarazo no planificado en Adolescentes, la Secretaría de Salud del Distrito Federal (Sedesa), y el Injuve, publicaron los resultados de la Encuesta de Tendencias Juveniles, donde muestran que únicamente el 39 por ciento de los menores de edad en la Ciudad usa un método anticonceptivo cuando inicia su vida sexual.

Esto quiere decir que de cada diez adolescentes que tienen sexo por primea vez, sólo tres usaron un método para protegerse de embarazos no deseados o alguna enfermedad de transmisión sexual. Además, los datos revelan que las edades de inicio de la actividad sexual han ido disminuyendo, pues hay niños y niñas de nueve y diez años que ya reportan ser sexualmente activos.

¿Por qué pasa esto? según el titular de la Sedesa, Armando Ahued, esto se debe a la sobreestimulación en la televisión y el internet. Así, se estima que el 28 por ciento de los jóvenes de la Ciudad de México inician su vida sexual entre los 12 y los 17 años, mientras que un 25 por ciento tiene relaciones a los 18 o 20 años.

Por otra parte, las principales causas de los embarazos no deseados son la pobreza, la nula educación sexual, la baja autoestima, por desconocimiento de los sistemas de salud, por impulso sexual e incluso por búsqueda de identidad y sentir autonomía al momento de ejercer la sexualidad.

No obstante, otro factor a considerar es que algunas de las jóvenes participantes mantuvieron encuentros sexuales bajo los efectos del alcohol o estupefacientes.

Con respecto a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), los números aroojan que, a ocho años de que se legisló en Distrito Federal, 147 mil 783 mujeres han solicitado el servicio, de las cuales, nueve mil 143 son adolescentes desde los 11 años de edad.

Del total de ILE a menores de edad, el 98 por ciento de las chicas fueron acompañadas por padres o tutores. En este rubro, las consecuencias de tener a un bebé cuando no se le desea están la deserción escolar, pérdida de un proyecto de vida y complicaciones para encontrar empleo.