Define plan rumbo a Río; Crisanto Grajales piensa en 2016

- en Deportes
El triatleta mexicano reveló que a partir de enero entrenará en España; este año le resta una competencia.

Crisanto Grajales se ha convertido en uno de los atletas más exitosos de México en el presente año, con el título de los Juegos Panamericanos y la clasificación a los Juegos Olímpicos de 2016 después del cuarto lugar obtenido en la Gran Final de Triatlón en Chicago. Para la competencia en Río, el veracruzano ya tiene un plan trazado.

Para este año cerrará con el triatlón Cozumel y a partir de enero estará en España para entrenar junto al equipo de Javier Gómez, ganador de la medalla de plata en la reciente final mundial.

“En enero iremos con el entrenador de Javier Gómez a Plaquitas, en las Islas Canarias”, reveló Grajales, lugar 13 del ranking mundial declasificación a Juegos Olímpicos.

“Ha sido un año muy bueno, se ha cumplido el objetivo, esta gran final me pone muy feliz. Nunca me había tocado una porra increíble, me apoyaron muchos mexicanos, una carrera donde uno no debe desesperarse y luchar, me quedo contento con este cuarto lugar di mi 110 por ciento”, destacó el mexicano.

Grajales, que va por sus segundos Juegos Olímpicos, declaró hace unas semanas que el objetivo es ubicarse entre los ocho mejores, sitio que lo convertiría en finalista olímpico; sin embargo, el resultado en Chicago abre las opciones de ir más adelante.

“Para enfrentarse a todos esos leones que se enfrentan ahí hay que sacar la casta, sacar el deseo y obtener un podium, lograste el cuarto y a seguir y continuar la meta que es 2016”, dijo su entrenador, Eugenio Chimal, quien confirmó que Grajales tiene la plaza olímpica por este resultado.

Esa posición la había ganado México por el título de los Juegos Panamericanos de Toronto, pero había que definir el nombre de quien ocuparía esa posición.

Jaime Cadaval, presidente de la Federación Mexicana de Triatlón, aseguró que el país puede calificar, vía ranking internacional, a más triatletas, tanto en hombres como en mujeres, para los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Grajales reveló ayer que el gobierno de Veracruz le adeuda un par de meses en su beca, pero confió en que pronto se regularicen los pagos y que pueda concentrarse para los Juegos Olímpicos de agosto del próximo año, donde buscará “trabajar un poco más porque se puede dar una rayita más”, respecto al resultado de 2012.