Huelguista aceptó que fue un mal entendido y que lo manipulaban

- en Carrusel, Municipios Sur
El ingeniero agrónomo, Francisco Pérez Romero, dijo que se mezclaron otros intereses, pero que todo quedó aclarado.

Francisco Pérez Romero, ingeniero agrónomo y quien mantuvo por cinco días una huelga de hambre al pie del monumento al General Miguel Alemán González, reconoció que fue manipulado durante su manifestación por tres personas ajenas a su movimiento, e incluso una de ellas lo jaloneó al grado que le zafó el brazo. 

Pese a que los conoció, se negó a revelar los nombres, para no entrar en polémica, añadiendo que además estaba tapado de los ojos y de la boca, no lograba entender, pues llegaban a decirle, tocarlo y darle la mano.

Al responder que todo quedó aclarado, aceptó que el Ayuntamiento de Acayucan, no le debía: “Hubo un mal entendido, en su momento lo pudimos aclarar aquí, se mezclaron otros intereses, somos amigos y no pasa nada”.

Acompañado de Tomás Salgado Delgado, dijo que no es su empleado y que son socios para la técnica de radiestesia, que cuando salen trabajos lo va a buscar al municipio de Hidalgotitlán, que tiene 20 años radicando en esta ciudad, es originario de Reynosa, Tamaulipas, aceptando además que Marco Antonio Martínez Amador, lo apoyó hace un año, cuando su padre, Francisco Pérez Díaz, falleció.

Dijo que le llegó un mensaje de un diputado que lo iba a apoyar en su movimiento, sin revelar el nombre, afirmó que fue a través de un emisario de quien recibió, tampoco se percató que se hacía un llamado a Antorcha Campesina, pues nunca los llamó, eso como prueba de que estaba siendo manipulado sin darse cuenta.

Hizo un llamado a la ciudadanía de Acayucan, en aclarar la situación, pues dijo que en la actual administración municipal ve un cambio muy positivo, añadiendo que antes los alcaldes hacían muy poco, pues detalla que por su casa ha visto obras, obras que benefician a todos.

Presencia Noticias / Irán Hernández / Acayucan, Ver.